3 de diciembre de 2016 11:14 AM
Imprimir

La UE inspeccionó y aprobó el control de residuos en agroalimentos

Se analizó el control sobre el uso de los medicamentos veterinarios. Recorrieron Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Santa Cruz

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informó que finalizó este viernes una visita de la Dirección General de Sanidad y Seguridad Alimentaria (DG-Santé) de la Unión Europea que verificó el funcionamiento del sistema de control de residuos de medicamentos veterinarios en animales en pie y en productos de origen animal que se exportan a la Comunidad.

“El resultado general de la visita fue muy satisfactorio. Podemos decir que el mercado de la Unión Europea continúa abierto para los agroalimentos que produce la Argentina”, señaló el vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi.

La comitiva de la DG Santé estuvo encabezada por Judith Manhardt-Welbers y Monserrat Gutiérrez. La inspección se había iniciado el 21 de noviembre.

“Luego de inspeccionar el sistema de control del Senasa sobre el uso de los medicamentos veterinarios en la producción animal y cómo se detectan estos en los alimentos que exportamos a la Unión Europea, las auditoras recalcaron que nuestro plan de control de residuos es equivalente al plan que realiza el bloque comunitario”, señaló la coordinadora de Vigilancia y Alerta de Residuos y Contaminantes del Senasa, Marité Carullo.

Carullo explicó que “las inspectoras comentaron que los controles que realiza el Senasa satisfacen los requerimientos de la UE lo que garantiza que los alimentos que se envían desde nuestro país son aptos para el consumo humano”.

Durante su estadía en la Argentina la delegación de la UE recorrió las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Santa Cruz, donde inspeccionó el Laboratorio Nacional del Senasa y otros que integran la Red Oficial; locales de venta de productos veterinarios, plantas elaboradoras de alimentos, procesadoras de miel, productores primarios de leche, frigorífico de ovinos y oficinas locales del Senasa.

Fuente:

Publicidad