5 de diciembre de 2016 23:50 PM
Imprimir

De Córdoba a Brasil y Sudáfrica: una pyme desarrolló una sembradora “inteligente” de caña de azúcar

La empresa Doble TT exporta a 27 destinos. Fabrica en Morteros, Brasil y, desde ahora, también en Sudáfrica

La empresa cordobesa Doble TT, fabricante de rastras de discos, arados, subsoladores y equipos para caña de azúcar, acaba de cerrar un acuerdo para empezar a producir en Sudáfrica. Replicará el modelo que ya tiene en Brasil: compran insumos, fabrican con un socio en el país, comercializan y se encargan de la posventa.

Doble TT tiene 36 años, es una empresa familiar instalada en Morteros, a 270 kilómetros al este de la capital provincial, en el departamento San Justo. Hace una década -cuando la expansión de la siembra directa golpeó la venta de equipos para preparación de suelos- se volcaron a los equipos para caña de azúcar.

El equipo desarrollado por la empresa
El equipo desarrollado por la empresa.

Hasta ese momento la empresa vendía al mercado interno y exportaba al resto del mundo. Hoy, llega a 27 destinos, todo el Caribe y Centroamérica, Sudamérica (menos Chile, que no produce caña de azúcar) y África (Sudáfrica, Mozambique, Zambia, Etiopía, Isla Reunión).

El desembarco en Brasil les llevó unos tres años de preparación. Llevaron primero un prototipo para analizar si se adaptaba y, una vez que comprobaron las posibilidades, trabajaron en su adaptación y en diciembre iniciaron la fabricación en ese país.

Doble TT cuenta con cinco modelos de cosechadoras de caña y ahora trabaja en una sembradora autopropulsada y en nuevos sistemas de siembra para el cultivo. En Sudáfrica, un proveedor local fabricará el total de los equipos con tecnología cordobesa. La estrategia es evitar el arancel del 14% de importación, que impacta en el precio.

Abratte ratificó que el modelo de expansión se mantendrá: en Morteros se hace el diseño de la tecnología y se encarga de la dirección del proyecto; afuera fabrican con socios y se encargan de la post venta, que es clave.

Este año la empresa vendió dos equipos fuera de Brasil. Un “buen” año es de unas 17 máquinas en todo el mundo

Fuente:

Publicidad