8 de diciembre de 2016 11:52 AM
Imprimir

Efecto derrame en el trigo: el mayor ingreso de camiones a Rosario en 15 años

El récord corresponde a noviembre, según la Bolsa de Rosario. Contando también soja, maíz, sorgo y girasol, el movimiento de camiones fue el segundo más alto desde el 2002.

“Cuando la actividad industrial ha registrado su novena caída consecutiva, queda claro: el brote verde está en el campo”, asegura la Bolsa de Cereales de Rosario (BCR) en uno de los artículos que forman parte de su Informativo Semanal y en el que puntualmente hace referencia a un derrame concreto: el mayor movimiento de camiones.

El trigo, liberado de las trabas para exportar que tenía desde el 2007, es la estrella: sólo en noviembre, ingresaron a las terminales del Up River de Rosario un total de 18.113 camiones cargados con trigo, la mayor cifra para un mes de noviembre en, al menos, 15 años.

Desde la BCR aclaran, además, que los reportes diarios de Williams Entregas SA sólo tienen en cuenta las unidades que entran a planta hasta las 6 de cada día, por lo que no cubre el 100 por ciento de los despachos. En promedio, cada camión transporta unas 27 toneladas, por lo que esta cantidad de ingresos significa casi 500 millones de toneladas exportadas.

“Desde que comenzó la campaña, en diciembre de 2015, el total de camiones despachando trigo en la zona de Rosario fue de casi 97.500 unidades, un 75 por ciento más que el ciclo anterior y el mayor volumen de los últimos cuatro años”, asegura el informe de la Bolsa rosarina.

Otros granos

Contabilizando también soja, maíz, sorgo y girasol, el ingreso de camiones de noviembre fue el más alto desde 2007 y el segundo mayor desde 2002.

Soja. Se registraron ingresos por 46.018 camiones, un 25 por ciento más que el mes anterior y el doble que en noviembre último, incluso pese a estar lejos de la época de cosecha. Esto ocurrió porque entre octubre y noviembre se observó mayor interés de las fábricas por hacerse del grano para procesar frente a la mejora en los márgenes de crushing, aunque “la situación ahora se tornó diferente”.

“Las colocaciones de harina en el exterior no están teniendo la fluidez deseada, y el cuello de botella de existencias acumuladas, les dificulta a las firmas seguir aceptando grano. Hacia el cierre de la semana, sólo un comprador estaba abierto en el segmento de entrega inmediata, el resto sólo realizó ofertas de compra para descarga contractual”, analiza la BCR.

 

Maíz. El ingreso de camiones del mes sumó casi 12 mil unidades, la cantidad mensual más baja de este año aunque el noviembre más movido desde 2012.

 

Otros granos. Como contracara, este noviembre se observó menor ingreso de camiones con sorgo y ninguno de girasol, al igual que el rubro “otros granos” y que incluyen mayormente cebada

Fuente:

Publicidad