9 de diciembre de 2016 02:09 AM
Imprimir

El campo amenaza con protestas por subas de impuestos

La Legislatura de Córdoba aprobó el Presupuesto 2017 y la ley impositiva, y Buenos Aires haría lo propio el miércoles. Se suma Santa Fe.

En medio de fuertes críticas de entidades del campo, avanza la suba del Impuesto Inmobiliario Rural en las provincias para el electoral 2017, en este caso con la sanción del Presupuesto y la ley impositiva en Córdoba, que incluye un incremento del tributo del 35% promedio, con un tope del 45%.

La estrategia desplegada por el mandatario Juan Schiaretti (Unión por Córdoba) se da en linea con la política aplicada por otros mandatarios de provincias grandes. como la bonaerense macrista María Eugenia Vidal y el socialista santafesino Miguel Lifschitz, que redundará en subas de hasta el 35% promedio.

En tierra cordobesa, la Legislatura avaló en segunda lectura en la noche del miércoles -a fuerza de la hegemonía oficialista y ante el rechazo opositor- el plan de gastos, la ley impositiva y el código tributario de Schiaretti para el año que viene. El paquete contempla la recomposición del Inmobiliario Rural promedio del 35%, incluida una actualización del valor de la hectárea para la zona más productiva de la provincia en función de la cotización del dólar.

El incremento fue cuestionado en los últimos días por entidades del sector. “El campo perdió este año $15.000 millones por las inundaciones y es injusto que deba hacerse cargo de un aumento amén del revalúo, que va a impactar en los sellados de contratos y operaciones inmobiliarias”, sostuvieron, por caso, desde la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez).

En Buenos Aires, en tanto, tras semanas de febriles negociaciones con la oposición, Vidal apuesta a cosechar el próximo miércoles, en ambas cámaras, el aval al proyecto de Presupuesto y la ley impositiva 2017. Los textos también dispararon críticas desde el agro -incluso sectores como la Federación Agraria ya advierten que habrá protestas-, frente a un aumento promedio del 35% del Impuesto Inmobiliario Rural, además de la vigencia tanto del Inmobiliario Rural Complementario como del que grava la Transmisión Gratuita de Bienes. Los dirigentes agrarios cuestionan el incremento en las valuaciones fiscales -la suba no se aplica, remarcan, vía alícuota- por su efecto cascada sobre otros tributos provinciales y nacionales. Además reclaman la eliminación de los dos últimos tributos, sancionados durante la última gestión del justicialista Daniel Scioli. El aumento promedio del 35% del Impuesto Inmobiliario Rural surge de aplicar a la actual valuación fiscal, para su actualización, un coeficiente para calcular el nuevo valor, para luego imprimirle las escalas de las alícuotas.

En Santa Fe, en tanto, el secretario de Ingresos Públicos provincial, Sergio Beccari, confirmó ayer que la provincia tiene previsto aplicar en 2017 un incremento del Inmobiliario Rural de 30% promedio. “Nosotros lo venimos planteando todos los años porque creemos en la justicia contributiva, que todos tenemos que pagar en función del valor del bien”, argumentó el funcionario de Lifschitz. Beccari precisó que “para los menores tramos” plantean “un 25% de incremento”, mientras que para “los mayores tramos, que no llegan al 2% de las cuentas inmobiliarias” impulsan “un 32% de aumento”. “La masa promedio va a dar un 30%”, agregó, además de enfatizar que se trata de un aumento “menor a los aumentos previstos para las provincias de Córdoba o Buenos Aires donde se fijaron incrementos que superan el 35%”. Juan Schiaretti ¿Sin sorteos?

En rechazo a la inminente suba del Impuesto a los Ingresos Brutos al juego en la provincia de Buenos Aires, el Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar amenaza con impedir los sorteos navideños y cerrar bingos y casinos en la semana de las fiestas. “Si el Presupuesto sale con la suba no tendremos otro camino que hacernos escuchar con paros y movilizaciones, ya que vamos camino a suspensiones y despidos”, dijeron.

Fuente:

Publicidad