12 de diciembre de 2016 11:04 AM
Imprimir

Argentina – Brasil : El barrio sigue en desorden !!!

En Argentina se cumpió un año de la administración Macri sin que se vean los brotes verdes de la economía. En Brasil desde el presidente hacia abajo están todos bajo la lupa judicial y eso se nota en la economía

Los brotes verdes en Argentina apenas se notan. Quizá se ven más en el campo pero en el resto de la economía todavía los datos son negativos. Mauricio Macri cumplió su primer año de gobierno con una oposición que fue ganando impulso. La recuperación esperada para el segundo semestre no se vio en el calendario salvo por las mayores exportaciones agropecuarias –especialmente agrícolas- luego que se eliminaran medidas como las retenciones o los permisos para vender al exterior. Macri y su equipo esperaron que el cambio y la promesa de reglas claras y amigables activaran de forma mágica la inversión y el mercado laboral.

En Brasil no pasa una semana sin un escándalo con una sociedad en la que aumenta el hartazgo con la clase política en general. El último episodio fue la posible remoción del presidente del Senado, quien finalmente se mantuvo en el cargo. La agenda de diciembre la ocupará la delación de los ejecutivos del principal grupo constructor del país acusado –junto a otros- de los actos de corrupción en torno a Petrobras. El gobierno de Temer planteó un proyecto para topear el gasto público y otro para la reforma de la seguridad social como pasos ineludibles para ordenar las cuentas fiscales. Las proyecciones sobre el crecimiento económico en 2017 son cada vez más débiles en la medida que no haya un escenario político más estable. Tampoco en Brasil las mejores perspectivas del sector agropecuario para 2016/2017 no alcanzan.

En ambos países la conjunción del nerviosismo inversor y del efecto pos victoria de Donald Trump llevaron a un rebote del dólar. En Argentina ya llegó a máximos de A$ 16 por dólar mientras en Brasil se ha evitado hasta ahora que trepe hasta R$ 3,50. Desde las elecciones estadounidenses el dólar ha subido más en los grandes socios del Mercosur que en Uruguay. El mercado local no ha podido seguirle el tranco a la volatilidad regional y eso encarece en dólares al país. El barrio sigue desordenado y nervioso y eso –lo marca la historia- no nos favorece. Agromeat

Fuente:

Publicidad