13 de diciembre de 2016 17:53 PM
Imprimir

EEUU habría alcanzado en 2016 su máximo en superficie agrícola

CompartiremailFacebookTwitterEl área agrícola de Estados Unidos habría tocado su máximo en esta campaña 2016 y comenzaría a caer en los próximos años y para el año 2026, los 8 principales cultivos (soja, maíz, trigo, sorgo, cebada, avena, arroz y algodón) ocuparán en total un 4% menos de superficie. Así lo prevé el Departamento de Agricultura […]

El área agrícola de Estados Unidos habría tocado su máximo en esta campaña 2016 y comenzaría a caer en los próximos años y para el año 2026, los 8 principales cultivos (soja, maíz, trigo, sorgo, cebada, avena, arroz y algodón) ocuparán en total un 4% menos de superficie.

Así lo prevé el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) en un avance de sus estimaciones a largo plazo para el agro estadounidense cuya versión completa se dará a conocer en febrero próximo.

En el año 2016, se sembraron con maíz un total de 38,2 millones de hectáreas, 33,6 millones con soja y 20,3 millones con trigo. El resto de los cultivos sumaron 10,4 millones de hectáreas, respectivamente, publicó el diario El Litoral.

Las proyecciones del Usda para el 2017 son 36,4 millones de hectáreas de maíz (con una caída del 5%), 34,2 millones de hectáreas de soja (por el contrario, ocuparía 2% más de área) y 19,6 millones de hectáreas de trigo (-3% respecto al año que termina) y 10,1 millones del resto de los cultivos, que cederían el 3% de superficie.

Para el año 2026, en comparación con este 2016, los porcentajes respectivos de variación en el área sembrada serán -9% para maíz, +1% para soja, -1% para trigo, y -8% en el caso del resto de los cultivos. En este escenario, la superficie agrícola total en EE.UU. caerá un 2% el año próximo, pasando de 102,6 a 100,4 millones de hectáreas, y un 4% en los próximos 10 años, hasta los 98,5 millones de hectáreas.

De efectivizarse estas previsiones, el maíz perdería dos puntos porcentuales de participación en la superficie agrícola estadounidense en la próxima década (pasará del 37% al 35%), en manos de la soja que subirá del 33% al 35%. El trigo se mantiene invariable con un 20%, al igual que el 10% del resto de los principales cultivos.

Maíz

En el caso del maíz, las cifras difundidas por el Usda muestran que lo sucedido este año, cuando la oferta aumentó proporcionalmente más que la demanda, comenzará a revertirse a partir del año próximo, tendencia que continuaría en la próxima década.

Para 2026, la variación prevista en la oferta estadounidense es de -2%, mientras que el uso total crecería un 2%. Así, la relación stock/consumo caerá casi 4 puntos porcentuales, pasando de 16,5% a 12,7%.

La notable suba del 12% en el volumen producido de maíz en Estados Unidos la campaña 2016/17 actual, que alcanzaría los 414,4 millones de toneladas merced a una suba del 7% en el área sembrada y del 4% en el rinde ha redundado en un avance de la oferta total del orden del 10% respecto del ciclo anterior. La demanda, sin embargo, sólo habría aumentado un 5% sostenida especialmente en un mayor uso del grano para forraje.

Frente a este escenario, el Usda estima que los stocks finales de maíz en Estados Unidos terminarán el año comercial actual casi un 40% por encima de lo que cerraron el ciclo anterior, con más de 65 millones de toneladas. Con estos números, el ratio stock/consumo total subiría de un 12,7% en el año 2015/16 a un 16,5% en el 2016/17.

Para el año 2026, en cambio, las previsiones del organismo apuntan a una caída en la oferta total del orden del 2%. Sucede que el maíz perdería un 10% en superficie, que no lograría ser compensada con la mejora del 8% de rindes.

Del lado de la demanda, el uso total aumentaría un 2% apoyado en el aumento de la demanda para forraje, que crecería un 8%. Sin embargo, tanto el uso para etanol como las exportaciones caerían en los próximos 10 años, un 3% y un 2% respectivamente.

Soja

Para la soja el Usda estima que luego del fuerte empujón de la oferta en la actual campaña 2016/17 el año próximo caería la producción ya que si bien el área sembrada crecerá un 2%, el rinde vuelve a niveles más cercanos al promedio histórico.

De aquí a 10 años, en tanto, el área sojera podría sumar un 2% adicional de hectáreas, pese a lo cual la mayor demanda de poroto para su procesamiento (que crecería un 10%) ajustaría un 25% los inventarios finales, y la relación stock/consumo se ajustaría para 2026.

Partiendo de los 118,7 millones de toneladas de soja que Estados Unidos cosechó en la actual campaña 2016/17, el Usda estima que en 10 años el output estadounidense sólo estará en condiciones de sumar un millón de toneladas más.

Si bien el crecimiento del área sembrada subirá porcentualmente por encima de ello, los rindes tendenciales no admitirían una suba más pronunciada de la producción.

Trigo

El trigo es el cultivo cuya oferta más se ajustaría en Estados Unidos en la próxima década. Según el Usda, la provisión del cereal norteamericano podría perder un 14% de su volumen en 10 años. Ello, combinado con una leve suba del 1% del lado de la demanda, daría lugar a un inevitable y profundo recorte de los inventarios que están llamados a caer un 43% de su volumen, ajustando la relación stock/consumo del 50,4% actual al 28,8% para el 2026.

La combinación de una pérdida del 4% en el área sembrada con trigo en la próxima década y un rinde un 4% menor (más cercano a su nivel tendencial) daría como resultado una caída en la producción estadounidense de todo tipo de trigo del 8% hasta los 58 millones de toneladas. Así, pese a que las importaciones del cereal crecerían nada menos que un 21%, la oferta no podrá escapar a una corrección del 14% hasta los 80 millones de toneladas

Fuente:

Publicidad