15 de diciembre de 2016 18:09 PM
Imprimir

Bolivia : El sector agrícola fue el más castigado por la sequía y las plagas

El sector agrícola fue el más castigado por la sequía y las plagas, mientras que el sector pecuario refleja un desempeño favorable. Prevé crecer un 6% en la campaña agrícola de verano de 2017

El año 2016 quedará en el recuerdo como la gestión más ‘desastrosa’ para la producción nacional y, en particular, de Santa Cruz. Así, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, calificó el desempeño sectorial que deja una caída del 8% (192.592 hectáreas) en la superficie agrícola y un 24,3% (3,03 millones de toneladas) en la producción con respecto al periodo agrícola 2015.

Considerando la superficie y producción de las campañas agrícolas verano-invierno 2016, el área sembrada fue de 2,25 millones de hectáreas, un 8% menos respecto a 2015, que abarcó 2,44 millones de hectáreas.

La producción de este año llegó a 9,43 millones de toneladas, un 24,30% menos que en 2015, periodo que logró una cosecha de 12,45 millones de toneladas.

El reporte de la CAO refleja un desempeño productivo variable en los cultivos de verano -reducción en maíz, arroz y sorgo y repunte en soya, sésamo, algodón y caña-, pero los resultados en invierno fueron dramáticos.

En este ciclo productivo la sequía afectó un 65% de la superficie cultivada -unas 476.708 hectáreas- y ocasionó la baja de los rendimientos de todos los cultivos y, en muchos, la pérdida de plantaciones fue total.

El área sembrada cayó un 20%, de 923.000 (2015) a 738.450 (2016) hectáreas y la producción un 51%, de 2.023.010 (2015) a 989.800 (2016) toneladas. En mayor o menor grado, los cultivos de invierno más castigados fueron el trigo, el girasol, la soya, el sorgo, la chía y el maíz.

A la par de la sequía el ataque del gusano cogollero impactó en la reducción de los rendimientos de los cultivos y encareció los costos de producción.

La sequía y las plagas no solo impactaron en la cosecha y producción, afectaron también las finanzas de los productores. Estiman $us 500 millones en pérdidas de cultivos en la campaña de invierno 2016 y $us 500 millones en la mora del sector con la banca y casas comerciales que importan insumos agropecuarios.

 

Desempeño positivo

Amén del duro golpe sufrido por el agro, el sector pecuario -productores de bovinos (carne y leche), cerdo y avícola- mostraron un mejor dinamismo productivo. Creen que las inversiones realizadas por estos sectores en tecnología, genética e infraestructura ayudaron a resistir los efectos climatológicos en la presente gestión.

 

Perspectivas

De las proyecciones para 2017, siempre y cuando el clima sea favorable, el agro estima un 6% de crecimiento del área agrícola en la campaña de verano. Prevé pasar de 1.338.125 a 1.411.825 hectáreas.

Los sectores que presentan expectativa de repunte en áreas de producción son sorgo, sésamo, algodón, maíz y soya.

 

En el tintero

Al cabo del informe de evaluación de desempeño del sector agropecuario se indicó que el freno al contrabando, acceso a la biotecnología, liberación plena de las exportaciones y seguridad jurídica son los temas pendientes con el Gobierno en la agenda productiva.

Fuente:

Publicidad