16 de diciembre de 2016 12:51 PM
Imprimir

Por la falta de lluvia, se complica el tramo final de la cosecha de soja y de maíz

La siembra lleva un retraso de 15 puntos respecto de la campaña previa

La ausencia de lluvias en todo el país complica la finalización de la siembra para el maíz y la soja. Este último cultivo apenas cubrió un 62% del área estimada mientras que para el cereal es del 58 por ciento. Si bien se espera la llegada de precipitaciones para el fin de semana, los pronósticos indican que el clima se mantendrá seco para los próximos dos meses.

Los datos fueron confirmados por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que sostiene que el cultivo muestra un retraso considerable de 15 puntos atrás de los promedios. Con problemas por las lluvias desde noviembre y diciembre, se han sembrado casi 12,1 millones de hectáreas lo que representa el 62% del total intencionado.

Si bien las últimas lluvias alcanzaron las provincias del norte del país, esto podría llegar a traducirse en más hectáreas destinándose al cultivo de la oleaginosa en esa región. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires también fue negativo sobre la situación de la soja. En su análisis semanal advirtió que se interrumpió la incorporación de cuadros en sectores del centro y sur de Buenos Aires, por falta de humedad necesaria para la implantación del cultivo.

En ese sentido afirmó que si en las próximas semanas no se registran lluvias que permitan retomar las tareas sobre una importante cantidad de lotes aún pendientes, los ajustes regionales de superficie podrían impactar sobre nuestra actual proyección nacional de área.


Se sembraron casi 12,1 millones de hectáreas de  soja, que representan el 62% del total esperado

En el caso del maíz sólo se sembró cerca de 3,4 millones de hectáreas; esto es, 58% del área cultivable. El promedio de los últimos cinco años marca que, a estas altura del año debería estar cubriéndose el 70% del área estimada.

Las lluvias que se pronostican para la próxima semana “serían fundamentales para apuntalar el estado del cultivo, reanudar las tareas de implantación y abrir la posibilidad a que se sumen algunos lotes más de siembras tardías y de segunda”, dijo la BCR. Por ahora, estimó que la intención de siembra puede cubrir una superficie de 5,84 millones de hectáreas.

La Bolsa rosarina sostuvo en referencia al estado de los cultivos hay los lotes empiezan a desmejorar por la falta de agua en algunas zonas. En el centro de la provincia de Córdoba el principio de sequía limita a los maíces, que se están quedando en cuanto a crecimiento.

En la región núcleo hay buena cantidad de lotes entrando en el período crítico, marcando síntomas de déficit por la falta de agua en los niveles superficiales.

Sin embargo se mantiene el clima seco entre enero y febrero próximo, en ese sentido el director científico de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la BCR, José Luis Aiello, afirmó que “la acción del Océano Pacífico no es eficiente en cuanto los ingresos de flujo de humedad, confirmando lo que sostenemos acerca de que son probables los pulsos secos”.

El experto advirtió que las altas temperaturas, sumadas al efecto que está produciendo el Pacífico es un cóctel adecuado para la aparición de nuevos episodios secos, configurando una campaña de muy difícil pronóstico. “Hay que tener cuidado con el enfriamiento del mar. Aunque este no llegue a ser técnicamente una Niña, se debe tener mucho respeto, por lo que hemos aprendido analizando cada uno de los eventos de los últimos 30 años”, dijo Aiello.

Fuente:

Publicidad