16 de diciembre de 2016 13:18 PM
Imprimir

Reconocen que fue falsa la venta de Alpesca

Federico Otero y Juan Paulo Segundo lo admitieron ante un tribunal para acogerse a la figura de “juicio abreviado” y recibir una pena menor. Fueron condenados a un mes de prisión y será de cumplimiento efectivo. Omar Segundo y Rosa Chico optaron por ir a juicio oral, que recién se haría en 2017.

En lo que se cree se trata de una elaborada estrategia defensiva, dos de los imputados en la causa por la presunta venta simulada de las acciones de Alpesca, Federico Otero y Juan Paulo Segundo, aceptaron los hechos, asumieron su culpabilidad reconociendo que la operación fue ficticia, mientras que otros dos, Omar Segundo y Rosa Chico, optaron por ir a juicio oral y público, que ante la inminencia de le feria judicial sería recién en 2017.

El Artículo 431 bis del Código Procesal Penal establece los alcances de la figura del Juicio Abreviado que prevé, bajo ciertas circunstancias, el reconocimiento de “culpabilidad” y “participación” en el delito que se les endilga a los imputados, a cambio de recibir la mínima condena prevista para ese delito. En este caso, la misma fue establecida en un mes para cada imputado.

En principio a Juan Paulo Segundo le correspondería una pena de un mes en suspenso, pero posteriormente el Ministerio Público Fiscal indicó que será de cumplimiento efectivo dado que el hijo de “El Cura” tenía una anterior condena por la comisión de otro delito.

Luego de suscribir un acuerdo entre el Ministerio Público Fiscal y la defensa de Federico Otero, éste reconoció –vía teleconferencia desde la ciudad de Buenos Aires– que la venta de la principal empresa pesquera de la Patagonia fue fraudulenta, que todo fue una gran mentira. En este caso, también se acordó una pena de un mes de prisión y será igualmente de efectivo cumplimiento porque en determinado momento del proceso, el imputado fue declarado en rebeldía por no haberse presentado en las audiencias para comenzar con la investigación.

 


Mamá y papá

No optaron por la misma figura ni la madre de Otero, doña Rosa Carmen Chico, ni el padre de Juan Paulo, más conocido en el pueblo como Omar “Cura” Segundo. En este caso, habrían decidido impugnar el fallo de la Cámara Penal que retrotrajo la medida de primera instancia que permitía evitar el juicio a través de una probation “donando leche”. En este caso, se cuenta con cinco días para que el mismo quede firme; si no se hace lugar al mismo, deberá enfrentar la etapa de Juicio Oral y Público en el cual, se estima, la pena que podría caberles es de un año y tres meses de prisión. Aunque la decisión de la Cámara no está firme porque hubo otra apelación.

“Vamos a esperar qué resuelve el Superior Tribunal de Justicia respecto al recurso que van a plantear Omar Segundo y Rosa Chico” dijo Báez tras conocerse el fallo que condenó al hijo del empresario pesquero y a Otero por la venta simulada de la empresa pesquera.

 


La gran estafa

La acusación del Ministerio Público Fiscal era de “estafa”, al considerar que la venta de la pesquera Alpesca entre Segundo y Otero fue simulada. Para los fiscales, Chico y Otero oficiaron de “prestanombres”. La calificación legal del hecho es de “estafa” previsto por el Código Penal con penas de 1 mes a seis años de cárcel.

Según la acusación, la presunta maniobra defraudatoria “se habría desarrollado a través de la simulación de una venta, en la que supuestamente Federico Otero y Rosa Chico le adquirieron el paquete accionario de Alpesca S.A y AP Holding S.A (empresa controladora del paquete accionario de Alpesca) a Omar Segundo y Juan Paulo Segundo por la suma de cinco millones y medio de pesos”, afirman los fiscales madrynenses.

Fuente:

Publicidad