16 de diciembre de 2016 17:17 PM
Imprimir

SENASA trabaja en definir régimen de control en carnes

Las autoridades sanitarias planean promover en el 2017 un régimen simplificado de trazabilidad para el mercado cárnico que haga efectiva la fiscalización interna y facilite el ingreso a mercados externos.

Las autoridades sanitarias planean promover en el 2017 un régimen simplificado de trazabilidad para el mercado cárnico que haga efectiva la fiscalización interna y facilite el ingreso a mercados tales como Estados Unidos o la Unión Europea, al tiempo que trabaja en la prevención de plagas que traben la producción y las ventas externas.

Así lo indicó a DyN el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Jorge Dillon, que aseguró que el organismo replicará acciones destinadas a minimizar el impacto que puedan tener plagas tales como la langosta en el noroeste argentino, la HLB en el noreste y la polilla de la manzana en el Comahue.

“En materia de carnes, hoy hay una resolución oficial puesta a consulta pública para mejorar nuestro sistema de identificación, trazabilidad y garantía de nuestro comercio exterior, fundamentalmente frente a la Unión Europea. El objetivo es simplificarlos y hacerlos más efectivos y eficaces”, expresó Dillon.

La medida forma parte de la batería de anuncios que prepara la Casa Rosada para regular y fiscalizar el mercado cárnico, un segmento de la economía cuya evasión rondaría los 10.000 millones de pesos anuales.

En el frente externo, el SENASA se abocó a ponerse al día con la demanda cursada por el Ministerio de Agroindustria de dar impulso al comercio de granos, carnes y productos del sector agroalimentario local, algo que ya dejó en el 2016 la apertura de 24 nuevos mercados y la recepción de unos 40 nuevos productos.

Consultado sobre las acciones de prevención que debe encarar el SENASA en distintos puntos del país para evitar problemas fitosanitarios, Dillon reconoció que este tipo de trabajos puede verse para contener la langosta en el noroeste, el HLB en los limones de Misiones y la polilla de la manzana en Río Negro y Neuquén.

“La langosta a esta altura del año en el 2015 era un serio problema en Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero, este año nos ayudó contar con un invierno largo y frío: la plaga está siendo monitoreada, se lograron apagar focos de saltones, y hoy la tenemos bajo control”, dijo el responsable del SENASA.

Acotó: “estamos día a día monitoreando la situación de la langosta, y sabemos que podemos tener un problema y por eso pedimos a los productores que denuncien la presencia de la plaga, esto es clave”.

Sobre el caso de la plantaciones de limones en el Litoral y la presencia de la enfermedad HLB, Dillon consignó que “esta nos está golpeando en el noreste argentino, concretamente Misiones, ya que la enfermedad se registraba en Paraguay y Brasil con mucha fuerza”.

“Por ello hemos avanzado con un gran monitoreo para saber dónde tenemos distribuida la enfermedad y tratar de aplacarla lo antes posible. Es una enfermedad difícil, se manifiesta en un período de dos a tres años y por ello estamos haciendo grandes esfuerzos”, dijo.

En el caso del Comahue, Dillon reconoció que “el 2015 fue muy difícil para la producción de peras y manzanas, los problemas de rentabilidad llevaron al abandono de muchas fincas y allí progreso la plaga (de la polilla) que puede invadir otros establecimientos vecinos: así se hace un esfuerzo en ese sentido”.

“Este año volvimos a entregar productos para frenarla y esperamos tener una campaña donde tengamos una menor incidencia de la plaga, y menos problemas de detección en las fronteras, hecho que nos limita la exportación a Brasil”, refirió Dillon.

Fuente:

Publicidad