17 de diciembre de 2016 07:59 AM
Imprimir

José Luis Triviño: “Tuvimos un año complicado, pero vemos que son buenas las expectativas para 2017”

El presidente de la Cámara Argentina de Feedlots es optimista con la recuperación de las exportaciones

En los feedlots los números no han sido buenos últimamente, según afirman en la actividad. La baja del consumo interno de carne, el aumento de costos y el alza de la presión impositiva, dicen, los afecta. Sin embargo, ven una luz de esperanza para 2017. Así lo deja trascender el presidente de la Cámara Argentina de Feedlots, José Luis Triviño, quien, en una entrevista con la nacion afirmó que la recuperación de las exportaciones favorecerá a toda la cadena.

-¿Cómo terminan el año los feedlots?

-Un año complicado. Los primeros tres meses sufrimos los tarifazos, y para nosotros el primer tarifazo fue el del maíz, con la liberación de los ROE, del dólar y las importaciones. Eso hizo que el maíz subiera en los primeros meses. Después nos acomodamos a mitad de año y logramos rentabilidades positivas hasta llegar a octubre y noviembre, que tuvieron rentabilidades negativas, como diciembre, que va a terminar mal. En la media, porque el negocio del feedlot se lo mira a lo largo del año, nos encontramos con un año complicado, pero con buenas expectativas para 2017.

-¿La caída del consumo de carne disparó la rentabilidad negativa?

-Sí, por la debilidad de la economía. Eso hizo que el gordo haya caído con un descenso que esperemos que se frene en el comienzo del verano.

-Aunque la exportación todavía es mínima está empezando a levantar, ¿lo notan?

-Muy despacio. Está subiendo la cuota 481. Este año vamos a exportar un 150% más que el año pasado. Son volúmenes menores, apenas el 2 o 3 por ciento de la producción anual de feedlot, pero a de poco vamos a subir la cuota. Europa ya conoce la calidad de carne de esta cuota y cada día va estar pidiendo más volumen. Hoy estamos entre 5 y 7% de la cuota, que es de 44.000 toneladas, es poco todavía.

 

¿Por qué las expectativas son favorables para 2017?

-Nos basamos en la exportación. La apertura de nuevos nichos de cortes de calidad hace imaginar una ganadería argentina, no sólo de feedlot, que va a estar en crecimiento. Estados Unidos y Canadá, que ya están casi abiertos, y quizás Corea, van a ser muy importantes. También otros, como los países del sudeste asiático y Emiratos Árabes, que está pidiendo pista.

 

-¿Cómo se acomodaron tras las subas del maíz en el primer trimestre?

-Debido a que el maíz, enbuenahora tuvo una buena rentabilidad, los productores sembraron más maíz. Vamos a una cosecha récord si no tenemos problemas climáticos. Eso va a beneficiar a los feedlots porque habrá más producción de maíz. También pensamos tener nuevas herramientas financieras, trabajamos con el Estado, como el uso de prendas para hacienda.

 

-¿Qué otras cosas están cambiando en el negocio, hay productores con otro ánimo?

-Los productores están produciendo más carne con el mismo animal. Necesitamos la ayuda del Gobierno, que se cumpla el peso de faena. Se comenzaron a controlar frigoríficos. Los productores van a producir con más kilos y ahí vamos a encontrar la rentabilidad del feedlot. Hay que producir más kilos con la misma hacienda. Tenemos que dejar de hablar de cabezas y hablar de kilos. No puede ser que la Argentina sea el único país del mundo que faena animales de 300 kilos cuando el mundo, Estados Unidos o Australia, los países líderes, faenan a partir de los 450 kg.

 

-¿Qué cosas nuevas están haciendo los feedlots?

-En medio ambiente está todo por hacerse. En la cámara estamos trabajando con distintas alternativas. Tanto con biodigestores como venta de estiércol para fertilizantes. Hay nuevas tecnologías para el manejo de hacienda en trazabilidad. Aplicaciones para el manejo de sanidad, son alternativas que manejamos porque el cliente lo exige.

 

-¿Cómo están las regulaciones?

-Se aprobó recientemente la regulación de feedlots en la provincia de Buenos Aires y creemos que todas las provincias van a ir por ese camino. Trabajamos a nivel nacional, provincial y municipal. Hay que cumplir con los criterios de la ley. Queríamos estar regulados para que hubiera una competencia leal.

 

-¿Apoyan la propuesta de la Mesa de las Carnes de transparentar la actividad?

-Estamos totalmente de acuerdo. Queremos que todos vayan con el mismo reglamento. Que todos vayan con los mismos premios y castigos. Si hay competencia desleal vamos a estar complicados. La faena es un tema crítico.

 

-¿Creen que pueden captar inversiones para los feedlots?

-Se captaron inversiones de afuera cuando fue un muy buen negocio. Cuando nos recuperemos, cuando haya algunas señales del Gobierno va a haber jugadores nuevos. Creemos que eso va a ocurrir a partir de 2017.

 

-¿Qué señales esperan del Gobierno?

-Las impositivas. Es vital. Estamos muy ajustados. Se paga impuesto sobre impuesto (ingresos brutos o tasas). Si todos lo cumplimos está bárbaro, pero si hay un camino alternativo la competencia se vuelve desleal. También exigimos que se cumpla el peso de faena. Se faenan animales de 280 kilos cuando la ley dice que tiene que ser a partir de 300 kilos.

 

-Hay productores que los critican por haber tenido una buena relación con el anterior gobierno. ¿Hicieron una autocrítica o se adaptaron a las circunstancias?

-La autocrítica la hacemos siempre. No tuvimos otra alternativa que estar con el gobierno de turno, si no, cerraban los feedlots. No estábamos ni con aquél gobierno ni con este ni con el próximo.Trabajamos en conjunto con el gobierno que esté, con todos los gobiernos trabajamos de la misma manera.

Fuente:

Publicidad