17 de diciembre de 2016 07:07 AM
Imprimir

Genética: un proyecto pone bajo la lupa la conversión alimenticia

Con una estación de pesaje se podrían identificar los animales que con igual consumo producen más kilos de carne

Una propuesta de articulación privada-pública apunta a agregarle valor a la ganadería mediante el establecimiento de una red de mediciones para la eficiencia alimentaria individual y así potenciar más la genética bajo evaluación, apuntando a reproductores.

Ubatec le presentó al Foro Argentino de Genética Bovina (FAGB) una iniciativa para hacer una estación de pesaje en un campo de la UBA en San Pedro, de 1050 hectáreas, donde ya desempeñan actividades las Facultades de Agronomía y Veterinaria de esa casa de estudios.

La idea es apuntar al denominado consumo residual, identificando a aquellos animales que con igual consumo de alimento producen más kilos de carne.

Estacion Kiyú de la Hereford de Uruguay
Estacion Kiyú de la Hereford de Uruguay.

“Hay diferencias de hasta el 30% entre individuos, por lo que el impacto económico está asegurado. Es interesante considerar también que cualquier selección a favor de mayor eficiencia reduce la emisión gases con efecto de invernadero por kilos de carne entregado en góndola, al acelerar el proceso de terminación”, explicó a la nacion Martín García Fernández, presidente del FAGB.

Ubatec es una sociedad anónima constituida por la Universidad de Buenos Aires (UBA), el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación General de la Industria (CGI).

En tanto, en el Foro Argentino de Genética Bovina participan la mayor parte de las asociaciones de criadores de carne, los centros de inseminación artificial de Cabia, la sociedad que agrupa a las firmas de tecnología embrionarias (Sate) y la Sociedad Rural Argentina (SRA). El Foro impulsa las ventajas del uso de genética evaluada y entre sus objetivos está lograr una Red Nacional de Evaluación (RNE), con la participación del INTA y universidades, por ejemplo.

En los Estados Unidos, la medición y evaluación del consumo residual recibe fuertes inversiones en varios lugares del mundo, entre ellos en los Estados Unidos. En Uruguay hay una iniciativa de la raza Hereford en ese sentido.

Tras la presentación de la idea al Foro de organizar una estación de pesaje en el campo de la UBA en San Pedro, se invitó al INTA y el Ministerio de Agroindustria para elaborar un proyecto conjunto, apuntando a un módulo que se pueda llevar también a otras experimentales del INTA o universidades.

El módulo de trabajo podría estar operativo para el segundo semestre de 2017. Antes se requiere la compra de comederos especiales que permiten medir el consumo y peso de los animales. “Tenemos que ver de lograr una red nacional”, señaló Lorenzo Basso, presidente de Ubatec.

El proyecto busca generar más información para el mejoramiento genético y luego poder tomar decisiones que tengan impacto sobre los animales. El hecho de medir y evaluar puede ayudar, por ejemplo, a seleccionar líneas de alta eficiencia de conversión para cruzar engordando todo sus hijos. Con esto también se abordarían las diferencias que se presentan en los animales comiendo el mismo alimento. Además, un empresario del negocio del feedlot se aseguraría mayor eficiencia comprando animales positivos para el consumo residual.

“La idea es que esta red permita medir y analizar cosas que ninguna asociación, particularmente las más chicas, podrían hacer por su cuenta. Los recursos que invierta el Estado en esta materia se recuperarán con creces con la mayor productividad y la formación de recursos humanos, especialmente en el interior del país”, dijo el presidente del Foro de Genética Bovina.

Fuente:

Publicidad