17 de diciembre de 2016 11:28 AM
Imprimir

Bajar la ansiedad en la ganadería para crecer

El feedlot es un negocio que vino para quedarse y permitir a las provincias desarrollar mas ganadería.La industria frigorífica exportadora está muy complicada

El año que está por concluir es considerado por dirigentes y ejecutivos como un año “muy movido”, que arranco colmado de expectativas, sustentadas en el cambio de autoridades , pero en la práctica la respuesta esperada, al menos en ganadería no se concretó en su totalidad.

”El 2016 fue un año con muchísimas expectativas que se van plasmando, pero con una fuerte ansiedad en todos  los integrantes de la cadena de carnes, cuestión que tenemos que resolver y lograr que  esa ansiedad baje, para empezar trabajar con más fuerza”, vaticinó el vice presidente del IPCVA, Jorge Torelli .

Los productores comenzaron a apostar a la ganadería con la retención de hembras que está muy firme, pero:  ”No nos volvamos locos si en algún momento se detiene porque tiene una limitante que es territorial, porque se va a ocupar todo el territorio que se pueda ocupar y a partir de ese momento la faena de hembras va a empezar a decrecer”, advirtió Torelli.

En declaraciones a Noticiasagropecuarisa.com, el representante de la industria frigorífica en el IPCVA, aseguró que están todas las herramientas para crecer y “a diferencia de otras crisis de la ganadería argentina, tenemos un esquema desarrollado que es el feedlot, que vino para quedarse, y permitió resolver una cuestión importante en la zona núcleo, la asignación de muchas hectáreas  a la agricultura que tiene una mejor rentabilidad. Por eso el perfil ganadero de esas provincias se está recuperando a partir de este nuevo esquema de trabajo, con muchísima productividad”, añadió Torelli.

Respecto de la situación de la industria frigorífica, Torelli advirtió  que es muy complicada, en particular el sector de la exportación por la falta de competitividad del dólar: “Es una ecuación que tenemos que mejorar de la forma que se pueda y en el tiempo que se pueda. No pido que de un día para el otro el ministerio de Economía tomen las decisiones que nos favorezcan, pero deberán tomar algunas medidas que podrían ser paliativas  para reposicionar nuestra moneda”.

“Tenemos una materia prima muy cara, estamos a la altura de Estados Unidos y no de Brasil o Paraguay y Uruguay, por lo tanto ellos compiten fuertemente en los mercados que podemos ingresar. Por otra parte tenemos también los costos internos que son dolarizados y por lo tanto nos quitan competitividad en los mercados. Sí podemos ser competitivos gracias a que la carne argentina es reconocida como carne de alta calidad “, añadió.

Al ser consultado Torelli por la falta de competitividad estimó que uno de los factores es  el valor moneda, pero también desde la industria formal estamos reclamando al gobierno y vamos a apoyar el combate contra la informalidad y ya hubo pasoso en ese sentido, con la creación de la subsecretaría de Control Comercial Agropecuario, con la presencia de Marcelo Rossi, que esta reparado para este tipo de gestión, sumado a la gente de la AFIP, que está muy capacitada, también pata este tipo de cosas.

A esto se suman una serie de medidas que se fueron tomando a partir de la publicación de Resoluciones  nuevas  que van a permitir mejorar la comercialización y, sacar del juego  a quienes no quieren salir de la informalidad para seguir con la competencia desleal. A partir de estas medias vamos a ver  cuáles son las industrias más productivas.

Respecto de los nuevos mercados esperados, Torelli opinó que luego de la apertura de Estados Unidos, quedaría Corea y Japón. Estamos esperando. Estamos esperanzados en abrir las negociaciones  con estos dos países. En el caso de Korea , es posible que podamos tener noticias en poco tiempo.

Por su parte, Gonzalo Alvarez Maldonado, actual consejero del IPCVA y ex presidente, defino a 2017 como un año con perspectivas favorables porque “Pasamos de una etapa sin diálogo a otra en la que podemos ir desde el disenso al consenso con propuestas y buscar políticas activas, que se cumplan las promesas políticas hechas,  para alcanzar el bienestar del sector ganadero“.

Alvarez Maldonado consideró que es necesario efectuar una disminución  la carga impositiva porque “nos quita competitividad para exportar y sobre todo tener bien abastecido el mercado interno para el bienestar de todos los argentinos”.

EL ex presidente de IPCVA, al referirse a la caída del consumo de carne en el mercado interno, consideró que es consecuencia de la merma en la oferta de carne vacuna y consideró que recién “a partir de mediados de 2017 vamos a ver una mayor oferta de carne en el mercado”

Reconoció asimismo, que se observa en el mercado local un aumento del consumo de carne porcina y de aves, por lo que se compensa  esa merma, pero el consumo de proteína de origen animal, continúa en aumento para ubicarse en los 120 kilos por año y por habitante.

“Lo ideal es buscar un complemento para tener abastecido el consumo interno, pero a la vez mantener el saldo exportable de la carne argentina, como carne considerada y degustada en el mundo  y que recuperemos el espacio que tuvimos años anteriores”, resumió.

Fuente:

Publicidad