22 de noviembre de 2009 16:15 PM
Imprimir

Uruguay   –   Las exigencias de los mercados por carne ovina “están cambiando mucho”

Las exigencias de los mercados por la carne ovina "están cambiando mucho", señaló a EL TELEGRAFO el responsable de los negocios en el exterior de este rubro del grupo Marfrig, Juan Lema, quien sostiene que países como Rusia, China y el Medio Oriente, son hoy más atractivos que los tradicionales (Brasil y la Unión Europea) por precios más interesantes.

Sostuvo que Australia y Nueva Zelanda están con problemas serios en la oferta mundial de carne. Países como Rusia, Medio Oriente y China seguirán comprando carne ovina a Uruguay con requerimientos distintos, convirtiéndolos actualmente en mercados sumamente atractivos.
Manejó la posibilidad de ingreso a nuevos mercados como Estados Unidos, “donde tenemos la esperanza que en 2010 esté operativo”. Entiende que en Uruguay “existe una clasificación y tipificación de carcasas estándar de INAC y que se usa desde hace muchos años, pero estamos convencidos que Uruguay debe caminar hacia una mejor identificación de carcasas y su conformación, en función de lo que el mercado exija”. Esto es a veces “muy difícil obtenerlo cuando estás en un sistema de un mercado tradicional con Brasil y la Unión Europea, lo cual no nos permite ver alternativas distintas”.
La Unión Europea es “el mejor mercado” según Lema, pero la restricción está en que Uruguay “tiene 5.800 toneladas para su ingreso, mientras que Nueva Zelanda tiene cerca de 200.000, lo que hace muy difícil competir con esas diferencias tan grandes”.
Tipo de carcasa
Consultado sobre qué tipo de corderos exigen los mercados, Lema manifestó que “Jordania exige animales de 8 a 13 kilos, de cobertura media de 1 centímetro de grasa, producto ideal para este mercado que ha crecido mucho en los últimos años”.
“Para la Unión Europea colocamos un cordero pesado pero que no supere su carcasa los 22 kilos porque comienza a tener problemas de grasa, especialmente en los asados que son muy difíciles de colocar. Lo ideal sería un cordero entre 14 y 20 kilos”, sostuvo.
La industria “debe identificar cortes valiosos, que es en definitiva lo que se valoriza en un animal. No es lo mismo vender un animal que está mal y rinde en la pierna un 20%, que otro que rinda 25% en un producto que salga más de U$S 6.000. Cómo la industria debe hacer para identificar cada una de esas carcasas y poder pagar un valor adicional, es hoy la gran discusión”.
La industria
Lema manifestó que “estamos en el negocio ovino desde hace unos 2 años. Tacuarembó Marfrig es nuevo como exportador de carne ovina, ya que con las adquisiciones de las plantas en Uruguay y también la compra de una planta en Chile y otra en la Patagonia, Argentina, incursionó en este negocio, sin bien tiene gran experiencia como importador de carne ovina desde Brasil y Uruguay, por lo que representa realmente un desafío nuevo”.
“Estamos percibiendo un crecimiento todos los años en la faena en las dos plantas, totalizando entre ambas unas 200.000 cabezas”, dijo el profesional.
Agregó que “son tiempos para pensar en otras alternativas productivas, visto que el mercado cambia muy fuertemente. El ovino ha sido corrido por alternativas productivas de mejor rentabilidad. Viendo esa realidad y con la inquietud de que tenemos que mantener el rubro ovino en el largo plazo, la industria debe brindar señales claras a los productores buscando alternativas productivas más eficientes”.
“El operativo de suplementación de corderos para pequeños y medianos productores de la zona es una de ellas”, señaló Lema al referirse a la actividad cumplida el viernes en La Caballada, referida a la propuesta piloto de suplementación de corderos en campo natural, promovida por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).
Los números indican que se han registrado resultados positivos y la experiencia es muy buena. Para el año próximo se procura redoblar los esfuerzos, incrementando el número de animales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *