18 de diciembre de 2016 19:42 PM
Imprimir

Factores a tener en cuenta sobre finura de lana Merino

CompartiremailFacebookTwitterEl ingeniero agrónomo Roberto Cardellino y José Luis Trifoglio –ambos de Delta Consultores– junto con el destacado economista australiano Chris Wilcox de Poimena Analysis –presidente del Comité de Inteligencia de Mercado, de la Federación Lanera Internacional– elaboraron un documento referido a qué tipo de lana Merino producir. Entre los productores de lanas Merino, “es una […]

El ingeniero agrónomo Roberto Cardellino y José Luis Trifoglio –ambos de Delta Consultores– junto con el destacado economista australiano Chris Wilcox de Poimena Analysis –presidente del Comité de Inteligencia de Mercado, de la Federación Lanera Internacional– elaboraron un documento referido a qué tipo de lana Merino producir.
Entre los productores de lanas Merino, “es una pregunta normal aquella referida a ¿qué diámetro producir?”, sostienen los expertos. Dicha pregunta, entienden, “no tiene una respuesta sencilla, ya que hay una serie de factores asociados a las características de los sistemas de producción donde se producen los merinos que se deben tener en cuenta”.
Por otra parte, si bien el diámetro explica un 70-80% del precio que recibe el productor, “existen otras características de la fibra que son muy importantes en el proceso industrial, particularmente en este tipo de lanas, tales como el largo de mecha, la resistencia de la fibra, la presencia de materia vegetal y el color”.
No obstante, los precios obtenidos en el mercado por lanas de diferentes micronajes “constituyen un elemento sustancial de análisis”. Pretenden resumir las relaciones de precios entre lanas Merino de diferentes diámetros, los volúmenes de producción y las tendencias del mercado en los últimos años.
De todas maneras, sostienen que este tema de qué tipo de lanas Merino producir “es difícil, polémico y de difícil pronóstico. Queda claro que no es un tema para plantearse repetidamente en el corto plazo, intentando seguir las variaciones del mercado para diferentes tipos de lana según su diámetro”.
Por tener una repercusión importante en el precio del producto y por lo tanto en el resultado del negocio, “es importante reconsiderarlo de tanto en tanto, fundamentalmente cuando empiezan a observarse tendencias más estables en la oferta y en la demanda de determinados tipos de lana”.
Además, es sumamente importante considerar como parte del análisis “la producción esperada en otras características que hacen a la ecuación del negocio y que están relacionadas con la cantidad de lana producida, a otras características de la lana, a la tasa reproductiva, de sobrevivencia y al tamaño corporal. Para ello, es preciso una consideración clara y precisa de las características de los sistemas productivos y sus demandas específicas”. Acotan que “no siempre se puede hacer lo que uno quiere, sino lo que uno puede”.
La tendencia de la moda y en particular la preferencia de los consumidores cada vez está más marcada hacia el uso de vestimenta liviana, fresca y aceptando la mezcla de la lana con otras fibras naturales o sintéticas.
“El desarrollo de nuevas tecnologías y la confección de diferentes tejidos combinando varias fibras de diferente origen tienen como una de sus protagonistas a las lanas Merino entre 18,5 y 20,5 micras. Para simplificar –y arriesgando opinión–, si dentro de esos ejes es posible lograr altos índices de productividad, debería considerarse como una primera opción, en términos de objetivo, a partir de la que podrán hacerse análisis más detallados en función de lo que nos muestre la realidad”.
De consolidarse un cambio en la economía de los principales países consumidores de vestimenta de alto valor, “va a colaborar para que se registre un aumento en el consumo y por ende en la producción de prendas, que se enfrentará a una producción de lana a nivel primario, con muy poco margen de crecimiento en el corto plazo”, explican en el informe. Y agregan que “la escasez de oferta general de lana seguirá siendo un aliado del productor”.

 

ASPECTOS IMPORTANTES
El informe sostiene que a nadie escapa la necesidad de considerar otros aspectos muy importantes que tienen efecto en la productividad del sistema de producción global, tales como la cantidad de lana producida, las tasas reproductivas y el tamaño de los animales.
En términos generales, “históricamente, la relación entre diámetro de la fibra Merino y otras características importantes como tamaño, fertilidad y peso de lana en Australia. Esta información estaba referida a la tradicional asociación entre diferentes variedades de Merino y el diámetro que producían”.
Las lanas superfinas eran producidas por la variedad Saxon y sus derivadas, y como resultado tenían lanas cortas y muy rizadas (tipo para Italia), con animales de tamaño pequeño y de baja reproducción. Las lanas Merino gruesas (strong) mejor adaptadas a las zonas pastorales extensivas, sin embargo, provenían de otras variedades de Merino, con probable infusión de la raza Leicester, para dotarlos de más tamaño.
Con el transcurso del tiempo –en los últimos 15-20 años–, han ocurrido cambios derivados de la aplicación de planes de mejoramiento en diferentes cabañas Merino. Pero, en términos generales, la tendencia que muestra dicha gráfica, en alguna manera, es aún válida.
En una situación de mercado diferente a la tradicional, donde la carne ovina ha adquirido una importancia relativa mucho más grande que en el pasado, características como el tamaño, la tasa de fertilidad y sobrevivencia pasaron a ser muy importantes.

Fuente:

Publicidad