19 de diciembre de 2016 03:02 AM
Imprimir

Aleua sigue reclamando ser el propietario de Alpesca

CompartiremailFacebookTwitter 22A pesar de la confesión de Juan Paulo Segundo, hijo de Omar «Cura» Segundo y Federico Otero, quienes son condenados por la Justicia por la venta ficticia, de la empresa Alpesca, que dejó a más de mil familias sin trabajo; el empresario marplatense, Renato Aleua, asegura que él es comprador de buena fe y […]
22A pesar de la confesión de Juan Paulo Segundo, hijo de Omar «Cura» Segundo y Federico Otero, quienes son condenados por la Justicia por la venta ficticia, de la empresa Alpesca, que dejó a más de mil familias sin trabajo; el empresario marplatense, Renato Aleua, asegura que él es comprador de buena fe y que pagó por la compra de la pesquera, que supo ser la más grande de la Patagonia.
Aleua dialoga con trabajadores cuando gestionaba la compra de Alpesca.

El hijo del polémico empresario, multifacético, que de la nada resultó propietario de varias empresas de la ciudad y la zona, reconoció que junto con Otero, fueron parte de una maniobra para sacarse de encima el problema que significaba tener una empresa con más de mil empleados y no poderles pagar los sueldos, vaya a saber por que razón; lo que dejó en difícil situación judicial al “Cura” Segundo y a la madre de Otero, Rosa Chico, que deberá aportar pruebas contundentes de que no hubo una venta fraudulenta ante la confesión de los dos ya condenados, o caso contrario, resultarán condenados al igual que Segundo hijo y Otero.

COMPRADORES DE BUENA FE”

Aleua, podría intentar ser una nueva traba para el avance del juicio de expropiación que lleva adelante el estado provincial por Alpesca, ya que Aleua aduce ser comprador de buena fe, aunque producto de una estafa, “eso de ninguna manera tiene que ver conmigo, nosotros somos terceros compradores de buena fe y que ellos se declaren o no culpables para intentar ver si vuelve a manos del “Cura” y con el “Cura” podrán negociar otras cosas; yo hice una compra legalmente ante escribano, como la hicieron ellos también, recuerden que a Otero no lo trajo el “Cura”, lo trajo la gente del gobierno de ese tiempo”, mencionó el empresario en diálogo con Radio Golfo Nuevo.

Por otra parte, aseguró que “yo no fui estafado, la venta fue legal y pagada, yo le compré a Otero lo que el tenía, que había comprado ante escribano, la venta fue hecha en el Hotel Rayentray delante de todos los gremios y la gente del gobierno, y además lo trajo la Legislatura, consta que fue un montón de veces Otero a convencer a los diputados de ese entonces para que se lo vendan a él” recordó, en torno al gobierno que en ese entonces encabezaba Martín Buzzi.

“RETROVENTA”

El empresario agregó más argumentos para que en su opinión él no haya sido víctima de una estafa, “uno cuando vende algo, pone una cláusula que dice ‘en el caso de no pagarme me devuelven el bien bueno es una cláusula que siempre existe, salvo que el que la vende no quiere de ninguna manera que se la devuelvan, ese fue el caso de este, por eso en el boleto entre Otero y el “Cura” nunca pusieron que en caso de no pagarla le retrotraiga el bien, entonces si hay algo que no quería el “Cura” es volverla a tener (a Alpesca)” y agregó que “lo que tiene el “Cura” es una acción por cobro de pesos, nunca la retroventa por que no estaba pactada”, aseguró, buscando poner dudas en torno a la acción que lleva adelante la Justicia en dos frentes, por un lado la venta fraudulenta de la firma y por el otro la expropiación.
puerto

Fuente:

Publicidad