20 de diciembre de 2016 13:12 PM
Imprimir

Aumentó 48,5% el ingreso de agrodólares

El sector superó los US$ 23.000 millones en lo que va del año. Fuertes bajas para la soja en el mercado de Chicago.

Un informe elaborado por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) señaló que la semana pasada ingresaron US$ 318.046.923 en concepto de venta de granos y derivados, lo que representa un crecimiento del 48,5% en relación a los cuatro días previos, cuando se liquidaron apenas US$ 214.222.916 debido a los feriados del ocho y nueve de diciembre.

De todas maneras, en la comparación interanual el número no resultó tan positivo, ya que en igual período de 2015 se recaudaron US$ 481.445.975, por lo que, en ese sentido, la caída fue del 34%. El dato no es menor si se toma en cuenta que las cifras se dan a un año del anuncio del presidente Macri acerca de la rebaja de las retenciones para la soja y la eliminación del impuesto para el resto de los cultivos, en conjunto con la quita de las trabas para la exportación y la devaluación del peso.

Buen año En cuanto al acumulado, el avance se ubicó en el 25,5% con US$ 23.156.903.546 frente a los US$ 18.454.801.287 de ese momento.

Es que la normalización del mercado –pese a que la oleaginosa continuará tributando con un descuento gradual y reembolsos en las provincias del norte a partir de 2018 – posibilitó un fuerte crecimiento de las inversiones por parte de los productores, que para la campaña 2016/17 apostaron al trigo, maíz y girasol y se volcaron a la compra de maquinaria agrícola y fertilizantes.

Así las cosas, a modo de balance del año, el monto alcanzado superó lo esperado por el Gobierno Nacional, aunque no llegará a totalizar los más de US$ 25.000 millones logrados en 2011 gracias a la alta cotización de la soja y a una cosecha récord que recibió una fuerte demanda.

Por otro lado, las inundaciones de abril y octubre no resultaron determinantes, a pesar de que se relevaron importantes pérdidas tanto en la zona núcleo como en algunos puntos de la provincia de Buenos Aires. “La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los treinta días en el caso de los granos y alcanza hasta los noventa días en aceites y harinas”, recordaron CIARA y CEC, entidades que representan un tercio de las ventas externas.

Sin repunte en precios Tras una cosecha récord en los Estados Unidos y las mejoras en las perspectivas climáticas de Argentina y Brasil, la soja perdió US$ 5,60 en el disponible en el mercado de Chicago y cerró la jornada a US$ 375,34 por tonelada.

Si bien la demanda externa volvió a impedir mayores bajas, las proyecciones auguran una recuperación lenta de los precios en el plano internacional. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, uno de los subproductos más afectados será la harina de soja, que aumentó su volumen de producción mientras atraviesa una caída en el consumo mundial y depende de las compras de China y Europa.

Por su parte, el maíz siguió la racha de la oleaginosa y culminó la rueda con resultados negativos al descender US$ 1,18 en sus primeras posiciones. El incremento en las proyecciones para la producción brasileña del 33% con respecto al ciclo anterior ejerció presión sobre los futuros, aunque Japón cerró nuevos negocios por 128.000 toneladas, lo que le brindó sostén a los valores.

De esta forma, el cereal finalizó a US$ 139,07 por tonelada.

El trigo también retrocedió y bajó US$ 1,56 condicionado por el fortalecimiento del dólar.

No obstante, las bajas temperaturas registradas en las principales regiones productoras estadounidenses contribuyeron a un menor retroceso, ya que según los analistas en los próximos diez días cerca del 20% de la producción podría sufrir daños.

La cotización cerró a US$ 148,81 por tonelada.

Fuente:

Publicidad