20 de diciembre de 2016 14:24 PM
Imprimir

Se recuperó el stock ganadero

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que se repusieron así “casi seis millones desde el peor momento de la última década” (53 millones de cabezas en el cierre del año).

El stock ganadero argentino se recuperó a 53 millones de cabezas al cierre de 2016, reponiendo casi seis millones desde el peor momento de la última década, según un estudio realizado por analistas de la Bolsa de Comercio de Rosario.

“La suba de precios y la relativa mejor competitividad respecto de los planteos agrícolas impulsaron la retención de vientres”, explicó el informe elaborado por los analistas Carina Frattini y Raúl Milano.

El estudio agregó que “el deterioro fue de tal magnitud que una importante recuperación en los precios permitió comenzar un proceso de retención teniendo a la cría como uno de los grandes ganadores”.

El informe detalló: “La caída en el precio internacional de la soja ayudó a que, en forma incipiente, se recuperaran hectáreas de campos marginales para dar nuevamente cobijo a su producción histórica, la ganadería. En consecuencia, en cada ruta nacional, provincial o comunal, hoy es nuevamente posible ver la presencia de algunos lotes de vacas. El engorde fue cambiando aceleradamente del formato tradicional de pasturas (o pasturas con suplementación) y se concentró fuertemente en los sistemas de confinamiento con una alta concentración territorial”, explicó el reporte de los analistas.

“De esta forma, estamos finalizando el último bimestre de 2016 con una oferta abultada de hacienda para una demanda endeble, resultado de la ausencia de dinero en el bolsillo. Ni siquiera la cercanía de las fiestas motorizó incrementos importantes de precios. El gordo languidece en una caída casi estructural de la demanda ayudada por la aparición de los sustitutos” como “la carne aviar y cerdo”.

En la evaluación de las perspectivas del sector, se establece que “la ganadería es un sector promisorio con un gran futuro pero que deberá pasar un año 2017 de amesetamiento hasta que aparezca la exportación, único sector que puede darle nuevamente aire a los precios y recomponer rentabilidades en la cadena”.

“Para ello debemos esperar que aparezcan los novillos pesados, la materia prima principal de los cortes al exterior. Recién en 2018 comenzará un flujo más tonificado resultado del ciclo biológico propio del animal”, auguran Frattini y Milano.

 

Producción y faena

  • Según datos estadísticos informados por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, relevados por ABC Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, en octubre de 2016 la producción de carne bovina a nivel nacional se incrementó 4,7%, respecto a lo producido el mes anterior.

Sin embargo, el desempeño de la producción en términos interanuales ha sido negativo.

La cantidad de cabezas faenadas en octubre también muestra una recuperación del 4,2% frente al mes anterior, aunque se mantiene en el mismo porcentaje por debajo de la faena de octubre del año precedente.

Si se compara lo producido entre los meses de enero y octubre de 2016 con igual período de 2015, se observa que la cantidad de cabezas que ingresaron en faena cayó cerca del 8% mientras que su producido registra un descenso del 5%, mostrando una recuperación en el kilaje de los animales faenados.

Según datos también del consorcio ABC, las exportaciones mostraron variaciones intermensuales negativas en octubre-septiembre, tanto en toneladas exportadas como en precios de exportación, reduciéndose en torno al 5 y 4% respectivamente.

En términos anuales, estas variables se han recuperado, marcando, al mes de octubre, una suba acumulada cercana al 10% en volúmenes y al 14% en valores exportados. La performance exportadora promedia un precio FOB que muestra una mejora acumulada del 4,2%.

Retrocedió la producción de leche

  • Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) salió con dureza contra la gestión del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien a la vez forma parte de dicha entidad por la falta de políticas hacia el sector lechero, el cual señalaron finalizará el año con una pérdida de su producción del 23% respecto de 2015.

“No se le puede pedir eficiencia a un productor que viene fundido hace cuatro años”, sostuvo el presidente de CRA, Dardo Chiesa.

Para el dirigente “no hubo una recomposición de precios y tampoco se hizo nada para que haya transparencia en el mercado”.

En la misiva CRA alertó que se sigue sin saber cuántos tambos cerraron, cuántos tambos quedan, qué industrias y capacidades tienen, para evaluar la competitividad de la cadena Desde la Federación Agraria Argentina (FAA), la coordinadora de lechería, Marisa Boschetti afirmó que “el sector termina muy mal y con una Secretaría de Lechería que buscó revertir la situación con distintas políticas que no surtieron efecto”.

“Hoy se está exportando a u$s 3.800 la tonelada de leche en polvo, y la industria apenas paga un 20% más de cuando valía u$s1.900”, alertó Chiesa.

“La ganadería argentina tiene un gran futuro, lastima que siempre sea futuro…”

Fuente:

Publicidad