22 de noviembre de 2009 16:20 PM
Imprimir

Uruguay  –   Exceso de agua genera alarma en agricultores

Cuando todo hacía pensar que la presente zafra agrícola tendría rendimientos extraordinarios por el excelente desarrollo de los cultivos, las persistentes precipitaciones y tormentas acompañadas por fuertes vientos están generando alarma en el sector, fundamentalmente por la pérdida en la calidad del grano.

A pesar que los rendimientos de los cultivos trillados son buenos, estas lluvias afectan directamente “la calidad panadera del trigo que estaba pronto para cosechar”, explicaba recientemente a EL TELEGRAFO el ingeniero agrónomo Miguel Pastorini de la empresa Baselto.
El trigo que se ha logrado levantar en su gran mayoría pasó a ser de condición forrajera, al perder la calidad panadera. Si a esto se suma que las lluvias no cesan (van más de 250 milímetros en 20 días en Paysandú), el atraso genera dudas de concretar una eficiente tarea ante el brotado de los cultivos.
En algunas zonas del país todavía se considera que los rendimientos pueden ser buenos, pero la baja calidad panadera complica las posibilidades de exportación del grano y su utilización en la industria molinera.
Las expectativas de los operadores eran que se tratara de los trigos que estuvieran más prontos para cosecha y que luego se comenzara a mejorar, pero las últimas lluvias complican la situación y generan incertidumbre. Indudablemente los trigos más afectados hasta el momento son los de los departamentos de Salto, Paysandú y norte de Río Negro, ya que en el litoral sur todavía faltan unos 15 días para iniciar la cosecha. Algunos acopiadores de la zona están recibiendo trigos con un 40% de bajo “falling number” (test que mide la actividad de enzimas en el trigo y existe un valor óptimo para cada uso de la harina).
Harinas con índices de “falling number” demasiado altos –superiores a 300– dan origen a masas con dificultad para fermentar y panes con miga dura y compacta y una corteza pálida. Harinas con índices excesivamente bajos –inferiores a 150– dan origen a masas blandas, pegajosas, difíciles de trabajar con máquina y el pan se presenta aplastado, con miga gomosa y con corteza de color gris oscuro.
Lo que vulgarmente se llama germinado de grano en la espiga, que afecta la calidad panadera del trigo y termina comprometiendo sus posibilidades de exportación, ocurre en trigos que están a punto de ser cosechados y reciben una abundante lluvia. Las perspectivas tampoco son muy interesantes. Predictores en meteorología anuncian nuevas lluvias para el miércoles y el domingo en esta zona del Litoral. Será cuestión de aguardar para ingresar a las chacras

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *