21 de diciembre de 2016 01:33 AM
Imprimir

Alpesca: ahora la justicia va por el hijo de Aleua

Junto a Chico y Otero se lo acusa de “truchar” documentación de Alpesca para beneficiarse con expropiación. La primera tasación hace tres años era por 114 millones de pesos, pero ahora superaría los 500 millones.

Rodolfo Martín Lenk Aleua es el hijo del empresario Renato Aleua, y fue acusado por el fiscal de Puerto Madryn, Daniel Báez, por “falsificación de documento”. Para el fiscal jefe, la maniobra fue realizada “para poder beneficiarse con el proceso expropiatorio encarado por el Estado Provincial”. Pidió elevar la causa a juicio oral y público junto a otros dos imputados: Federico Otero y Rosa Chico.

En la elevación citan a declarar como testigos, entre otros, a Rodolfo Galicci, jefe de la AFIP de Madryn; Marlen del Río, Jefa del Registro Público de Comercio; Eduardo Navarro, apoderado de Alpesca; Saúl Acosta, extitular de Inspección General de Justicia; Miguel Montoya, exfiscal de Estado.

La causa judicial se basa en un acta donde figura el traspaso accionario de Alpesca por parte de Federico Otero y Rosa Chico a la empresa Lumini SA, propiedad de Rodolfo y Jorge Aleua, en una asamblea realizada en la pesquera. Pero el 15 de mayo de 2014 –fecha del acta que presentaron ante la Inspección General de Justicia–, la empresa Alpesca estaba tomada por los trabajadores.


Modus operandi

La acusación del Ministerio Público Fiscal sostiene que los imputados “falsifican no solo el lugar y la fecha sino el mismo contenido de dicha asamblea, con el claro fin de producir perjuicio al pretender Aleua erigirse en mayorista accionario de la empresa Alpesca y resultar beneficiado ante la expropiación de la misma, y con ello obtener un rédito económico”.


Primeros arrepentidos

El fiscal Daniel Báez recordó que hace pocos días Otero –al igual que Juan Paulo Segundo, hijo de Héctor Omar– reconoció mediante el procedimiento de juicio abreviado que “la adquisición del paquete accionario de Alpesca S.A. fue una estafa en los términos del artículo 172 del Código Penal”.

Para el fiscal, “ello refuerza aún más la hipótesis del presente caso: que tanto Otero, como Aleua y Chico, lo sabían al momento de celebrarse la mencionada asamblea. Buscaban constituir un directorio a los fines de dar apariencia de legalidad y erigirse como directores de la empresa Alpesca S.A. a fin de poder beneficiarse con el proceso expropiatorio encarado por el Estado Provincial, lo que de hecho formalizó Aleua en los estrados civiles”.


Con trabajadores a la deriva

Con la acusación presentada por el Ministerio Público Fiscal, la Oficina Judicial deberá fijar la audiencia preliminar, donde el Juez deberá determinar si eleva el caso a juicio oral y público, la cual se llevaría a cabo tras la feria judicial desde el mes de febrero de 2017 en adelante.

“No es un detalle menor –sostiene la acusación fiscal– que, al momento de celebrarse la asamblea de directorio, la empresa se encontraba sin actividades ni empresariales ni de producción, con su personal a la deriva y con una guardia que impedía hechos de vandalismo o sustracciones ilícitas, siendo los empleados quienes ejercían la custodia de la misma, sin que hubiera una dirección de la empresa, menos aun la que pretendían falsear los imputados Otero, Chico y Aleua”, señaló el fiscal Báez.
Pena privativa de la libertad

El Ministerio Publico Fiscal imputa “a Chico Rosa Carmen, Otero Federico Fermin y Aleua Rodolfo Maríin Lenk como autores del delito de Falsificación de Documento en los términos del Art. 292 del Código Penal en calidad de Coautores Art. 45 del Código Penal”.

Y conforme a la escala penal “prevista para los delitos imputados se solicitará una pena privativa de la libertad que será menor a los 6 años, por lo que corresponde intervenir, conforme lo establecido en el Art. 71, inc. B) 2 del Código Procesal Penal, al Tribunal Unipersonal”, añade el escrito firmado por el Fiscal Jefe de Puerto Madryn.

Fuente:

Publicidad