25 de diciembre de 2016 03:48 AM
Imprimir

Amplían procesadoras de maíz

Las mejores perspectivas para el cultivo permiten que la semillera norteamericana anuncie la incorporación de volumen de trabajo en ambos establecimientos en territorio bonaerense. El nuevo rol de la mujer en una empresa agropecuaria de punta.

Esta semana, la planta de Monsanto en Rojas (provincia de Buenos Aires) abrió sus puertas por primera vez a 100 mujeres de la localidad, que junto con la incorporación de 50 trabajadores, contribuirán a que el establecimiento duplique su producción de semilla de maíz. Por su parte la Planta de Zárate festejó también sus 60 años: “más allá de las inversiones, de las Plantas, de los productos, nada se genera si no hay confianza entre las personas, entre los empleados que trabajan cada día en esta compañía, la confianza de los clientes y los productores que eligen cada año nuestros productos; para que podamos así generar más trabajo y contribuir al desarrollo de las comunidades”; dijo Juan Farinati, presidente de Monsanto Argentina.

100 Sueños hechos realidad

En el primer establecimiento, a la hora de los discursos, se les dio la bienvenida por primera vez en la historia, a 100 Mujeres de la localidad. “La decisión de eliminar las retenciones al maíz dinamizó la siembra de este cultivo, y nos llevó a pasar de tener la Planta operando a menos del 50% de su capacidad, a llevarla hoy a operar al máximo. Esto nos permitió volver a pensar en la contratación de personal adicional”, explicó Dardo Lizarraga, gerente de la Planta. Del evento participaron colaboradores y directivos de Monsanto, las 100 mujeres, el intendente de dicha localidad, Claudio Rossi, Eduardo Soto, director de Agricultura de la Provincia de Buenos Aires, Ramón Ayala representante de la UATRE, así como también diferentes autoridades de la comunidad. Lizarraga enfatizó además que este programa fue posible gracias al trabajo conjunto entre el Sindicato (UATRE), la Municipalidad y la empresa. Destacó que hay proyecciones que indican que de los futuros empleos que se van a crear en la Argentina, 1 de cada 3 provendrán del sector agroindustrial del que la empresa forma parte.

Los trabajadores, presentes

“Felicito a la empresa, ambos entendimos que este es el camino y que el mismo se construye a través del dialogo”, destacó Ramón Ayala, representante de UATRE, “estos puestos de trabajo son el sueño de toda la comunidad de Rojas”, dijo. Por su parte, el Intendente Claudio Rossi afirmó que “siempre hemos encontrado el apoyo de la empresa para potenciar el crecimiento de Rojas”, y anticipó las distintas actividades que están trabajando en conjunto a través de la Mesa Productiva y que incluyen el desarrollo de un Parque Industrial, la conversión de residuos (Biomasa) en energías alternativas, con el objetivo de lograr el progreso, desarrollo y crecimiento de la Comunidad.

Por último, Eduardo Soto, quien representó al Ministerio de Agroindustria, Leonardo Sarquís, analizó que hoy nos encontramos ante un nuevo modelo productivo que corrige una política que promovía la “sojización”, y genera un nuevo marco en donde es conveniente rotar los suelos como estrategia beneficiosa para todo el sistema y en el que el mayor el desafió del sector agropecuario es el uso de la tecnología. “Monsanto es un facilitador para este nuevo modelo, un actor de peso en estos procesos que generan riqueza, inversión, empleo genuino y arraigo local en las comunidades”, señaló.

60 Años de Zárate

En este mismo sentido, Federico Bergallo, Gerente de Planta Zárate, reflexionó sobre el aporte de Monsanto a la agricultura moderna en Sudamérica, analizando la contribución de la empresa detrás de cada cultivo, cuantificando las horas de fabricación, de profesionalismo, de procesos seguros que hay detrás de cada hectárea sembrada. “En nuestra región Sudamérica somos 4.000 personas en 7 países trabajando en Monsanto por la agricultura moderna”, sostuvo.

La agricultura moderna tiene que ver con la planificación, la eficiencia y la información. “Y esos mismos procesos son los que tenemos en la Planta de Zárate y en las 3 plantas que tenemos en la región Sudamérica, todas las plantas compartimos el alto compromiso y la cultura de compromiso, integridad y los procesos de Seguridad y Buenas prácticas sustentables”, dijo Bergallo. “Trabajamos enfocados en el cuidado de las personas y los recursos para prevenir, minimizar y/o eliminar los riesgos relacionados con la seguridad laboral, ocupacional y del medio ambiente”.

La confianza, el mejor capital

Finalmente, Juan Farinati, presidente de Monsanto Argentina, destacó cómo a través de la confianza y el esfuerzo conjunto, se pudo “hacer realidad este sueño que arrancó hace 60 años: más allá de las inversiones, de las Plantas, de los productos, nada se genera si no hay confianza entre las personas, entre los empleados que trabajan cada día en esta compañía, la confianza de los clientes y los productores que eligen cada año nuestros productos; para que podamos así generar más trabajo y contribuir al desarrollo de las comunidades”, insistió

Fuente:

Publicidad