26 de diciembre de 2016 10:48 AM
Imprimir

EE.UU. al ataque por la carne en la Unión Europea

El gobierno estadounidense pasó a la ofensiva contra la Unión Europea por el comercio de carne vacuna y uno de los focos es la cuota 481. Se evaluará reimponer tarifas a la importación de productos europeos.

El temor por la cuota 481 tiene fundamentos reales teniendo en cuenta la decisión estadounidense de retomar acciones contra la Unión Europea por el intercambio bilateral de carne vacuna.

A menos de un mes del cambio de gobierno, la administración Obama anunció que la Representación de Comercio de Estados Unidos (USTR por sus siglas en inglés) está tomando acciones contra las “injustas políticas” de la Unión Europea que discriminan a la carne vacuna estadounidense. A pedido de la industria frigorífica estadounidense, la USTR habilitó la consulta pública sobre el tema. Si se reactiva la demanda con la UE, el gobierno estadounidense podría “reinstalar” tarifas a una lista de productos europeos.

En el comunicado la USTR indicó que está “particularmente interesada en los comentarios sobre los posibles efectos de la reinstalación de estas tarifas sobre los consumidores así como pequeñas y medianas empresas estadounidenses.

Detrás de esta acción está la intención estadounidense de un acceso plano de su carne vacuna o dejar sin efecto la cuota 481 de carne de alta calidad. Este cupo fue creado por la Unión Europea como forma de resarcir a Estados Unidos por restringir el acceso de la carne vacuna de ese origen. La disputa comentó en 1998 cuando la Organización Mundial de Comercio (OMC) dio razón a EEUU al señalar que la prohibición europea a la carne de ganado tratado con hormonas violaba las regulaciones comerciales. La OMC autorizó a Washington a imponer aranceles adicionales por monto anual equivalente a las pérdidas generadas a Estados Unidos.

Luego de 10 años –en mayo de 2009- firmaron un acuerdo por el que se aprobó una cuota libre de aranceles para carne estadounidense sin hormonas. Este cupo es el 481 al que se sumaron países como los de Oceanía y Uruguay y más recientemente Argentina. Es así que la USTR indicó la industria de ese país no pudo aprovechar el acuerdo de 2009 “por el incremento de importaciones dentro de la cuota por parte de proveedores no estadounidenses”.

En el comunicado la USTR indicó que hasta el 30 de enero hay plazo para enviar comentarios escritos. El 15 de febrero se realizarán audiencias en Washington y el 22 de febrero se cierra finalmente el plazo para los comentarios.

Fuente:

Publicidad