27 de diciembre de 2016 01:41 AM
Imprimir

En Argentina el agro espera su despegue para 2017

El sector agropecuario destacó lo beneficioso que fue iniciar este año una nueva campaña con el levantamiento de las barreras para las exportaciones y la reducción y quita de retenciones a las ventas externas de granos, carnes y productos de economías regionales

El presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Ricardo Valderrama, indicó que “el 2016 podría señalarse como de transición”, porque remarcó que “la campaña 2015/16 comenzó bajo un marco regulatorio caracterizado por derechos y restricciones a las exportaciones, que desincentivaba la siembra y la incorporación de tecnología”.
“No obstante, los cambios en las políticas agropecuarias implementados luego por el nuevo gobierno facilitaron el comercio de granos, permitiendo lograr ganancias de eficiencia a lo largo de toda la cadena. Para el año próximo se espera que el sector agroindustrial comience a desplegar todo su potencial, contribuyendo significativamente al crecimiento de la economía argentina”, estimó Valderrama.
El presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia), Javier Prida, remarcó que “para el sector fue un año muy sufrido, en el que el productor de huevos tuvo pérdida de rentabilidad y caída de venta, cambios en los costos de producción a partir de los incrementos que aparejó la liberación y la baja de las retenciones a las exportaciones de granos y en el que los esfuerzos por abrir mercados externos y generar mejores condiciones regulatorias para el escenario nacional no lograron compensar el enfriamiento del mercado interno que signó a toda la actividad económica”.
“En 2016 hubo que ajustarse el cinturón, pero si lo miramos con perspectiva, esperamos que haya sido un año de transición hacia un 2017 superador. Tenemos la expectativa de que se haya generado la suficiente confianza institucional sobre la Argentina para que más inversiones lleguen al país y acompañen el desarrollo del aparato productivo. En el plano avícola, mantenemos el anhelo de que se cree un ámbito específico en el Ministerio de Agroindustria que atienda al sector”, sostuvo Prida.
El gerente general de la Asociación Semilleros Argentinos (ASA), Alfredo Paseyro, remarcó que “el 2016 comenzó con muchas expectativas a partir de los cambios macroeconómicos, pero con el correr de los meses, la esperanza de tener una ley de semillas impulsora del crecimiento para las empresas y los productores, fue disipándose”, y se lamentó porque “aún no se ha podido avanzar hacia un marco legal superador del actual, acorde a la evolución técnica, económica e institucional que se ha desarrollado en el sector en las últimas décadas”.
“Para el 2017 las expectativas vuelven a renovarse. Proyecciones de cosecha récord, cultivos regionales atendidos -cada uno con sus dificultades- y la esperanza de contar con una Ley actualizada que permita a la industria semillera cumplir con el compromiso de seguir innovando”, sostuvo Paseryo.
El presidente de la Cámara Argentina de Feedlot, José Luis Triviño, indicó que “fue un año con varios altibajos, que se inició con el incremento del costo de alimentación por la quita de retenciones al maíz, de las restricciones a la exportación y la liberación del tipo de cambio”, y añadió que “la zafra de terneros se vio demorada principalmente por el clima, lo que produjo un retraso en los encierres y el precio de la invernada se contrajo”.

 

“Buenas expectativas para el próximo año, esperamos que una recuperación del consumo y crecimiento en la exportación absorban la producción que se volcará al mercado. Esperamos que los ciclos de recría aparezcan cada vez más para producir más kilos y mejorar la eficiencia de toda la cadena, y junto a esto que se consolide la modificación del sistema de trazabilidad para que la calidad tome más valor que el peso de la hacienda”, sostuvo Triviño.

Fuente:

Publicidad