30 de diciembre de 2016 05:42 AM
Imprimir

Uruguay y el stocks conjunto de maíz y sorgo

Los stocks conjuntos de maíz y sorgo al 1 de diciembre fueron los más bajos para esa fecha desde que el Plan Nacional de Silos comenzó la serie en 2009. La oferta interna caería nuevamente en 2016/2017.

2016 terminará con los menores stocks conjuntos de maíz y sorgo de –al menos- los últimos siete años. Y la oferta interna no se repondrá –especialmente en sorgo- ante una serie de factores que tienen que ver con los propios fundamentos como de la oferta de otros granos.

Según el relevamiento del Plan Nacional de Silos, al 1 de diciembre las existencias de maíz totalizaron 40.465 toneladas contra 91.258 toneladas de igual fecha del año anterior. En el sorgo los stocks totalizaron apenas 17.286 toneladas. Según los datos históricos –iniciados en 2009-, es el menor volumen conjunto e individual de ambos granos forrajeros para la fecha.

Varios fueron los factores que explicaron este comportamiento. En el caso del sorgo grano seco, un descenso del área y problemas de rendimiento –por el verano seco- y de calidad –por las lluvias de abril- llevó a una contracción de la oferta. Para el maíz la producción 2015/2016 fue 2% superior al ciclo previo pero hubo una fuerte contracción en las importaciones ante la suba de precios en la región por la debacle productiva en Brasil.

En el caso del sorgo grano seco la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) ya descontó un nuevo descenso del área, al igual que en el maíz aunque sería de menor magnitud. En los últimos meses del año la demanda desde los corrales de engorde y de la producción de carne y leche en general se volcó a la abundante oferta de trigo de la zafra anterior y de la que entró de la actual zafra.

Opypa estimó que en la campaña 2016/2017 (marzo-febrero) el consumo aparente de maíz y sorgo caerá 8% respecto al ciclo anterior. Según las estimaciones de los técnicos, en 2015/2016 el consumo llegó a un récord de 1,311 millones de toneladas, un crecimiento de 1% frente al ciclo anterior. El descenso del consumo en 2016/2017 pudo estar asociado a la baja rentabilidad de la lechería así como de la competencia del trigo como grano forrajero ya que se habrían utilizado como destino unas 130.000 toneladas. Según Opypa, la baja oferta interna de sorgo grano seco será parcialmente compensado por el trigo “el consideración del bajo precio que representa actualmente, el que pondrá al precio del sorgo en la próxima zafra”.

Fuente:

Publicidad