22 de noviembre de 2009 22:12 PM
Imprimir

Claves para confiar a la hora de adquirir los alimentos

A veces se trata sólo de "una cuestión de fe" hacia el proveedor, pero también es bueno conocer cuáles son los detalles a tener en cuenta cuando ingresamos a un comercio. El jefe de Bromatología de la Municipalidad, explicó de qué modo se trabaja y brindó algunas consideraciones a tener en cuenta por los consumidores.

En una entrevista con EL DEBATE, el jefe del Departamento de Bromatología de la Municipalidad, Dr. Federico Sauter, se refirió a la importancia del control de los alimentos y brindó detalles a tener en cuenta por parte de los consumidores a la hora de adquirirlos.
El funcionario destacó que desde su área “somos agentes primarios de la salud y nuestra función es que la población consuma alimentos seguros”.
A modo de anécdota relató que “hace unos días clausuramos una panadería y el dueño llamó a su abogado, el profesional vino a vernos, lo acompañamos y juntos recorrimos la panadería y él terminó diciéndole al dueño que cumpliera con nuestro pedido porque estábamos protegiendo a todos. Realmente eso es un aliciente, se trata de un profesional prestigioso de Zárate y resultó una gran satisfacción, porque demuestra que la gente está tomando conciencia sobre el tema”.
Si bien cuando uno compra alimentos en un comercio, se basa particularmente en la confianza hacia comerciantes y productores, muchas veces es imposible conocer el verdadero accionar de algunos de ellos, de hecho el “rumor” acerca de que en algunos negocios se apagan las heladeras para ahorrar energía, a costa de cortar la cadena de frío de los productos refrigerados, Sauter, confirma que eso es cierto y que “hemos infraccionado a gente por apagar las heladeras”.
El primer control -desde la salida de origen en el campo- lo hace el Senasa, luego viene el transporte y el Departamento de Bromatología local, “efectúa el control para inspeccionar si los alimentos provienen de establecimientos autorizados, si la cadena de frío es correcta y si tiene todos los rótulos. Luego el producto va a las góndolas y ahí hacemos también el control en la higiene del negocio y de la gente que está a cargo de su venta”.
Aseguró que “hemos realizado controles en supermercados que estaban limpios, con su personal aparentemente aseado, pero no tenían un baño donde lavarse las manos y esa gente fraccionaba alimentos, entonces hay que alertarlos y corregir la falencia. Eso lo vamos logrando”, afirmó.Tres equipos
Explicó que en su departamento funcionan tres equipos: “Uno de rutina que va calle por calle. Otro que hace la parte de expedientes cuando se quiere habilitar un co-mercio. Ya que nos habíamos encontrado con que más de la mitad de los comercios de Zárate no tenía habilitación por lo que ya estamos solucionando eso. Y por último un tercer equipo que es de emergencia para cuando alguien denuncia que en algún lugar hay alimentos que pueden estar en mal estado. Todos hemos concurrido a capacitaciones y además queremos capacitar a todas las personas que manipulan alimentos en el distrito. Ya comenzamos con los microemprendedores, pero la idea es que todo el mundo lo haga. Para ello tenemos un manual de proce-dimientos que deben conocer e implementar”.Claves para saber
El titular de Bromatología local, dijo que “la mejor inspectora de Bromatología es el ama de casa. No conozco ninguna que concientemente vaya a darle algo en mal estado a su familia, ante la duda lo prefiere tirar. Pero no podemos decir lo mismo de algún comerciante desaprensivo”.
A la hora de brindar algunos consejos prácticos, señaló que “lo primero al entrar a un comercio es ver si está habilitado, luego uno mira la higiene del local, del personal, si tiene la indumentaria adecuada y limpia”.
“Debemos evaluar los productos. Si tienen la temperatura adecuada y finalmente fijarse en la rotulación, los componentes del alimento, la dirección del elaborador, fecha de envasado, de vencimiento e integridad del envase.
Cualquier alteración en ello, nos puede traer problemas. Si se corta la cadena de frío se reproducen las bacterias y si hubo un defecto en la fabricación debemos saber quién es el responsable”, puntualizó el funcionario municipal.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *