16 de abril de 2010 08:03 AM
Imprimir

Un nuevo insecticida amenaza a la temida plaga del cultivo de tomate

Más de 200 técnicos de cooperativas asistieron a la presentación de 'Affirm', un producto contra la Tuta absoluta de Syngenta Agro

«Eficaz, rápido, preciso, robusto y silencioso», así definen en Syngenta a su nuevo producto, Affirm, que actúa contra la Tuta absoluta o polilla del tomate, uno de las plagas más temidas por los agricultores, principalmente en tomate y berenjena, en las últimas campañas. El insecticida fue presentado recientemente a más de 200 técnicos de cooperativas hortofrutícolas de Almería en una jornada que se desarrolló en el hotel Envía Golf. Este insecticida que acaba de ser autorizado provisionalmente por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para el cultivo del tomate, es compatible con las técnicas de producción integrada, además de «responder perfectamente a las exigencias de la cadena agroalimentaria», aseguran desde Syngenta Agro. Los ensayos realizados por la empresa, explicaron durante la presentación del producto, «han dejado bien claro que Affirm es eficaz y preciso contra la Tuta absoluta y responde a las necesidades en la lucha contra esta plaga, adaptándose a las normativas europeas y nacionales y a las exigencias medioambientales de las grandes cadenas de distribución y de los consumidores. Syngenta Agro estructuró la jornada de tal manera que cada parte fue expuesta por un responsable diferente del equipo técnico y de marketing de la empresa. Según avalan desde Syngenta, la composición química del insecticida, «muy potente», es específica para el control de lepidópteros. Affirm explicaron a los técnicos presentes, «es un producto que actúa muy rápido entrando en el tejido foliar, donde se crea un reservorio del principio activo». De esta forma, aseguran que «el cultivo se protege bloqueando la alimentación de las larvas a pocas horas del tratamiento y la parte de insecticida que no ha penetrado en la hoja se degrada rápidamente». Sobre esta base, los responsables de Syngenta comentaron que «las aplicaciones son seguras para los abejorros y polinizadores cuando estos se sueltan 24 horas después». En cuanto a los insectos auxiliares que se utilizan en los invernaderos para controlar las plagas, el equipo de responsables de Syngenta informaron a los técnicos almerienses que «es seguro cuando se aplica de uno a tres días antes de la suelta de Orius laevigatus, Ambliseius swirskii y Nesidiocoris tenuis».

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *