16 de abril de 2010 14:52 PM
Imprimir

Buscan recuperar la producción lanera que este año tendría pérdidas del 3 por ciento

El Centro de Investigación Aplicada del Valle Inferior del Chubut -CIAVICH- nació en el seno del Ministerio de Producción en la gestión de Martín Bussi, con la necesidad de poder desde allí vincular las nuevas tecnologías e innovaciones en materia de producción con los distintos sectores productivos del Valle.

Bajo esta consigna se trabajó durante varios años, hasta que con los cambios que se realizaron a nivel institucional en el Ministerio, fue quedando de lado la idea original y se hizo necesario reencaminar su trabajo para poder sacar provecho a este espacio de acercamiento entre productores y las posibilidades de avances existentes en el mundo.
El CIAVICH trabaja actualmente en la órbita de la Secretaría de Producción de la municipalidad de Trelew y desde allí se transformó en la herramienta fundamental para poder concretar el tejido de relaciones que dará origen al anunciado Instituto de las Fibras Naturales Patagónicas.
El titular del Centro Gustavo Bruzzo, trazó un panorama acerca del trabajo que están desarrollando desde este organismo y en diálogo con El Diario detalló el panorama de la cadena de producción lanera de la provincia, y de las necesidades que existen en torno al valor agregado que debería tener el producto chubutense.
En tal sentido Bruzzo recordó que “actualmente estamos trabajando en relación directa con la secretaría de Producción y Turismo de la municipalidad de Trelew, y en conjunto con otro grupo de técnicos y funcionarios de provincia, y de instituciones como Inta e Inti, estamos trabajando en lo que se denomina como el clúster lanero”.
Indicó que “trabajamos principalmente para poder ver la posibilidad de acercar a los actores, generar nuevas ideas para el trabajo y tras lo que puede ser de innovación para el sector, avances en logística, tratando de resolver algunos cuellos de botella que presenta el sector”.
Al respecto del trabajo desarrollado hasta ahora Bruzzo dijo que “venimos manteniendo reuniones cada quince días. Hemos trabajado en conjunto con la Unión Industrial que hace poco nos visitó, en detectar algunas debilidades de los sectores productivos”.
En tal sentido aseguró que además “estamos trabajando en lo que llamamos una etapa de sensibilización, que puede ser para acercar tanto a los actores del sector primario de la producción, como a los industriales de la región”.
Al explicar los alcances de esta etapa, el profesional explicó que “tratamos con todos ellos de configurar en el sector, en este clúster lanero, cuales son los principales escollos y viendo como viene la producción mundial de lanas y fibras, debemos adelantarnos un paso y empezar a ver que es lo que se viene para buscar soluciones”.

Producción lanera
Al ser consultado acerca de cual es el presente de la producción lanera, teniendo en cuenta los múltiples problemas ambientales que el año pasado bajaron el volumen de producción en la provincia, Bruzzo explicó que “en lo que se espera para esta zafra y un poco viendo las informaciones que los mismos técnicos van trabajando, es muy posible que haya una pequeña caída en la producción total de la provincia en el orden del 3 o 4 %”.
Insistió en ese marco en que “por eso lo que se está buscando es realzar más la calidad de las fibras y no tanto la cantidad. Los cambios climáticos de una y otra manera van mellando lo que puede ser la producción de la provincia, pero en definitiva lo que tenemos que hacer es suplir con tecnología e innovación esta caída de la producción en general”.
Acerca de la materia prima que se produce en la provincia el titular del CIAVICH aseguró que “lo que si se ve es que en nuestra provincia tenemos muy buena fibra. Es una fibra que todavía no está puesta a nivel mundial, no está caracterizada como corresponde. Entonces vamos detrás de esto, de dar con los mejores cálculos como para saber que estamos vendiendo una fibra en la provincia que es de calidad y que sirve para todo tipo de hilados”.

Vinculación tecnológica
Acerca de los objetivos que el trabajo en torno al Instituto de las Fibras Naturales Patagónicas se han trazado, incluso desde la provincia, es la de dar valor agregado al producto lana y lograr la radicación de empresas en la ciudad de Trelew vinculadas a la cadena de producción lanera.
Bruzzo expresó en tal sentido que “una de las intenciones que tenemos, sobre todo desde el Ciavich que funciona como vinculador entre las nuevas tecnologías y las empresas, son las de ampliar la cadena lanera principalmente en Trelew que es el polo de procesado de lanas”.
“Esto significa –dijo- ver de que manera se puede incentivar a las empresas que están o a otras a que vengan a sumarse como un eslabón más en la cadena de producción de la lana o llegar al último eslabón que es la confección. Esto necesita de todo un trabajo previo, ya que llegar hasta allí significa resolver un montón de inconvenientes algunos sencillos y otros más complicados”.
Al ejemplificar el trabajo que deben realiza, informó que “hoy en la provincia poder tener otras alternativas para poder manejar en planta tener aduanas móviles, como para poder certificar los pesos incluso en los lugares y no tener que andar trasladando en camiones particulares hasta los puertos y ahí tener que hacer el traspaso de la producción. O sea la idea es poder solucionar todos estos temas logísticos que a la larga son temas de dinero”.
Sin embargo insistió en que “lo primero es poder empezar a reunir a las partes, para que comiencen a sentarse y hablar. La idea es que esto genere un pool de interesados industriales y productores, inclusive con los sectores de trabajo y buscar entre todos mejorar lo que hay que es mucho”.

Mejorar el negocio de las fibras naturales patagónicas
El Instituto Argentino de las Fibras Naturales, fue anunciado el año pasado por el Intendente de Trelew, César Gustavo Mac Karthy y ratificada su conformación a comienzos de este año. Se plantea en base al objetivo primordial de incrementar la cadena de valor en la producción de la lana.
Asimismo se intentará desde su puesta en marcha el promover la innovación tecnológica y el mejoramiento de las fibras naturales patagónicas, lanas consideradas en el mundo como de excelente calidad.
El poder promover la actividad lanera, buscando ventajas comparativas que permitan posicionar el producto en forma distintiva del resto de las lanas mundiales, es parte del trabajo que los técnicos deberán realizar.
Según se menciona al momento en que comenzó el trabajo de armado del Instituto, éste deberá avanzar en el armado de la cadena de valor de la Lana, no solamente en torno a la lana en si misma y su tratamiento en el Parque Industrial de Trelew, sino que también pudiendo agregar el tejido y la confección de prendas en sus más variadas formas.
En torno al mercado que la provincia debe asegurar Bruzzo explicó que “hay una competencia que hay que ver de que manera se resuelve con las lanas de Uruguay ya que en este momento se ha lanzado como un mercado donde también se lavan lanas y eso genera que mucha lana sucia salga de acá en vez de que sea lavada en Trelew”.
Señaló que hay también “un montón de innovaciones que se pueden llevar a cabo, por ejemplo en pensar en la producción de fibras que tengan un tratamiento para que no se encojan al lavarlas, esto significa una importante inversión, pero se puede hacer con un estudio de mercado para ver como se puede implementar”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *