17 de abril de 2010 08:34 AM
Imprimir

Con 10 meses de atraso se repartió la cuota Hilton

Los empresarios creen que sólo se cumplirá con el 50% del cupo

Luego de varios meses de polémica, un fallo judicial y un cambio en el sistema de adjudicación, se repartió ayer la cuota Hilton, con 10 meses de atraso y sólo a dos meses del plazo para completar la exportación de este cupo de carnes de calidad que se venden a Europa. Aunque la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) ya había notificado a los beneficiarios de los tonelajes asignados, el reparto se publicó en el Boletín Oficial ayer. Previamente, se habían dado adelantos por un 30% de la cuota. La noticia fue recibida con malhumor por los exportadores, ya que la demora en la adjudicación no sólo obliga a cumplir con la exportación de unas 19.000 toneladas de carne en menos de dos meses, sino que provocará una acumulación de oferta que generará una baja en el precio de la cuota. Y, aunque se trabajara en estas condiciones, los consultados sostienen que no se logrará exportar más del 50% del cupo. "Me parece imposible que cumplamos la cuota, faltando seis semanas para venza el ciclo 2009/2010", dijo Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes de la República Argentina (Ciccra), que en enero presentó un recurso por frenar el reparto por considerarlo discriminatorio. "Considerando que llevamos exportadas 11.000 toneladas, nos faltan menos de dos meses para exportar las 19.000 restantes. En años normales, para esta época ya habíamos cumplido el 70 por ciento. Es una lástima, porque nos demandó mucho esfuerzo conseguir la cuota y, por culpa del Gobierno, podemos perderla", dijo el economista de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Daniel Asseff. Pese a que, de acuerdo con las normas de la Oncca, el incumplimiento de la cuota podría dar lugar a sanciones económicas de las empresas, en el organismo creen que no habrá penalidades al haber sido el Gobierno el responsable del reparto tardío y un eventual incumplimiento. Concentración El segundo motivo de críticas al reparto es la concentración de grandes volúmenes de toneladas en pocos actores. "Se ha concentrado la cuota en manos de los frigoríficos más grandes, que están en manos de grupos extranjeros", se lamentó el economista de la Rural Ernesto Ambrosetti. Sin embargo, en voz baja, los exportadores dicen que no se quejarán por la distribución. La que recibió más cupo fue JBS, que tiene más del 10% de la cuota (3000 toneladas). "Nadie se va a quejar por la Hilton porque en este momento recibir cuota es hacerse cargo de un muerto. Va a ser muy difícil vender la carne en dos meses", confió uno de los exportadores a LA NACION. Otra crítica que hacen los consultados a la hora de hablar del reparto es que el nuevo sistema de adjudicación es engorroso y poco objetivo. "Teníamos un buen sistema, que premiaba el trabajo técnico y la estrategia comercial. Hoy pesa más no haber suspendido empleados en el último año o haber vendido carne en el mercado interno", dijo Asseff. En este sentido, Schiariti objetó el reparto alegando que muchos de los grupos económicos recibieron cupo por plantas cerradas o habiendo despedido personal. "Daría la sensación de que hay irregularidades en el reparto. La norma dice expresamente que la fábrica que reciba cupo debe haber trabajado los 12 meses previos y no haber despedido gente y esto no se cumplió", dijo Schiariti.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *