19 de abril de 2010 06:00 AM
Imprimir

Argentina mejoraría calidad del aceite

Las autoridades nacionales sugerirán a sus pares chinos un sistema de control y certificación previo al embarque. Hoy remitirán una respuesta a una advertencia de China sobre diversos cargamentos que no habrían cumplido con las normas de calidad.

El Gobierno argentino propondrá acercar la calidad del aceite de soja que exporta a China al estándar solicitado por la nación asiática, en medio de una disputa bilateral que está perjudicando las ventas de este producto desde Argentina.

Las negociaciones comenzaron después de que autoridades de la República Popular observaran la calidad del aceite argentino por unos embarques 214 realizados en los años previos, que no cumplían con el estándar sanitario exigido en ese país.

Luego de reuniones mantenidas en China entre las autoridades locales representantes argentinos, se acordó bilateralmente que el Senasa, autoridad sanitaria local, presentaría a su par asiático el correspondiente descargo sobre las exportaciones observadas.

Las autoridades y la industria argentina terminaron de redactar el viernes una respuesta a una advertencia de China sobre diversos cargamentos del país sudamericano que no habrían cumplido con una estricta norma de calidad, que será remitida hoy a las autoridades del país asiático.

"Se propone un sistema de control y certificación previo al embarque del aceite en la Argentina. Esto implica acercarnos lo más posible a la norma, pero teniendo en cuenta las posibilidades que tiene la industria local hoy", explicó a Reuters una fuente del Gobierno.

La norma china establece que los embarques de aceite de soja no deben contener un nivel de hexano superior a las 100 partes por millón. En su nota de advertencia, el Gobierno chino dijo que algunos embarques argentinos de los últimos años superaban largamente las 1.000 partes por millón.

Argentina propondrá que sus embarques certificados tengan una proporción de hexano "muy inferior" a las 1.000 partes por millón, de acuerdo con la fuente. Los mercados internacionales siguen con atención la puja, porque Argentina es el mayor exportador global de aceite de soja y China es el principal importador del producto.

La disputa hizo caer el precio del aceite de soja argentino en las últimas semanas y muchos operadores locales se mostraron escépticos sobre una rápida resolución del conflicto, que podría tener origen en una puja comercial más amplia.

Antes de la restricción de China al aceite de soja, Argentina había tomado medidas antidumping contra diversos productos del país asiático. El año pasado Argentina vendió a China 1,84 millones de toneladas de aceite de soja por 1.400 millones de dólares.El Gobierno argentino propondrá acercar la calidad del aceite de soja que exporta a China al estándar solicitado por la nación asiática, en medio de una disputa bilateral que está perjudicando las ventas de este producto desde Argentina.

Las negociaciones comenzaron después de que autoridades de la República Popular observaran la calidad del aceite argentino por unos embarques 214 realizados en los años previos, que no cumplían con el estándar sanitario exigido en ese país.

Luego de reuniones mantenidas en China entre las autoridades locales representantes argentinos, se acordó bilateralmente que el Senasa, autoridad sanitaria local, presentaría a su par asiático el correspondiente descargo sobre las exportaciones observadas.

Las autoridades y la industria argentina terminaron de redactar el viernes una respuesta a una advertencia de China sobre diversos cargamentos del país sudamericano que no habrían cumplido con una estricta norma de calidad, que será remitida hoy a las autoridades del país asiático.

"Se propone un sistema de control y certificación previo al embarque del aceite en la Argentina. Esto implica acercarnos lo más posible a la norma, pero teniendo en cuenta las posibilidades que tiene la industria local hoy", explicó a Reuters una fuente del Gobierno.

La norma china establece que los embarques de aceite de soja no deben contener un nivel de hexano superior a las 100 partes por millón. En su nota de advertencia, el Gobierno chino dijo que algunos embarques argentinos de los últimos años superaban largamente las 1.000 partes por millón.

Argentina propondrá que sus embarques certificados tengan una proporción de hexano "muy inferior" a las 1.000 partes por millón, de acuerdo con la fuente. Los mercados internacionales siguen con atención la puja, porque Argentina es el mayor exportador global de aceite de soja y China es el principal importador del producto.

La disputa hizo caer el precio del aceite de soja argentino en las últimas semanas y muchos operadores locales se mostraron escépticos sobre una rápida resolución del conflicto, que podría tener origen en una puja comercial más amplia.

Antes de la restricción de China al aceite de soja, Argentina había tomado medidas antidumping contra diversos productos del país asiático. El año pasado Argentina vendió a China 1,84 millones de toneladas de aceite de soja por 1.400 millones de dólares.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *