19 de abril de 2010 22:30 PM
Imprimir

Trabajadores del SENASA bloquean Ezeiza

Los trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria (SENASA) llevan adelante una Jornada Nacional de Lucha que, entre otras cosas, significa el bloqueo del Aeropuerto de Ezeiza. ACTA conversó con Jorge Ravetti de ATE-SENASA.

Jorge Ravetti de la conducción de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE-CTA) explicó a ACTA que la medida se concreta en demanda de la apertura de la paritaria del sector y, entre otros puntos, el fin de la precarización laboral que afecta a miles de empleados del organismo. "El plan de lucha fue decidido en un plenario de delegados de todo el país. Es la reacción de los trabajadores ante la demora a la convocatoria de la paritaria del sector que debe discutir salarios y condiciones de trabajo. El plazo de dos años que habían impuesto para el reinicio de las conversaciones venció hace rato, sin que haya ni noticias de la reanudación de las negociaciones.", explicó el dirigente.Según Ravetti, el SENASA aumentó en los últimos tiempos en un cien por ciento los aranceles que cobra."No nos manejamos con el presupuesto del Estado sino con fondos propios. No pueden decir que no hay dinero", enfatizóCuando se le pregunta a Ravetti por la tercerización del personal, a la que ATE pide se ponga fin, explica: "El SENASA se hace cargo de puertos, puestos de frontera, aeropuertos, está en los frigoríficos. Es mucha la cantidad de inspectores que se necesitan. Como no alcanzan se hacen convenios. Nosotros decimos que el Estado no puede delegar la función de contralor. ¿Qué responsabilidad tiene una fundación privada?.Estamos hablando de la salud de la población. Aún las exportaciones del país corren riesgo cuando no se fiscaliza como se debe. Esa es tarea del SENASA y no de entidades privadas.En la Patagonia por ejemplo, se encarga de los controles del ganado una fundación vinculada al campo. En la realidad, los productores se terminan autocontrolando. Es como poner al zorro a cuidar la gallina.Es decir en muchos casos la empresa paga al inspector?Ante la falta de personal y vacantes el SENASA desarrolló una modalidad según la cual, cuando se abre un nuevo frigorífico recurre a una lista de profesionales de la zona, a uno de los cuales ofrece el trabajo de control. Al tiempo habla con la empresa interesada. que es la que termina pagándole al veterinario. Ahora, ¿me quiere decir que control puede hacer un empleado de esta naturaleza?Además de los puntos mencionados, los trabajadores del SENASA solicitan devolución del recorte del 60 por ciento realizado en sus viáticos, reconocimiento de los adicionales por zona y el 82 por ciento móvil en materia jubilatoria

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *