20 de abril de 2010 07:52 AM
Imprimir

Trigo: analizan adelantar ventas por 3,5 millones de toneladas

Es un pedido de la cadena triguera que el Gobierno evalúa para impulsar la siembra

La cercanía de la siembra de trigo, que dentro de dos semanas comenzará en el norte del país y dentro de un mes empezará a tomar ritmo en la pampa húmeda, está alterando la agenda de funcionarios y referentes de la cadena triguera. Y no es para menos: después de la peor implantación en 111 años, que a causa de la sequía y la intervención oficial cayó en la última campaña a 3,08 millones de hectáreas, el Gobierno quiere evitar una nueva caída que ponga en riesgo el abastecimiento interno del cereal. Este año, por lo menos, la recuperación de las lluvias juega en favor del cultivo. De hecho, además de la inminente devolución de retenciones a los pequeños productores, en los despachos del Ministerio de Agricultura ya están evaluando otra medida para incentivar la siembra: autorizar la exportación de unos 3,5 millones de toneladas de la próxima cosecha. El objetivo: permitir que los productores puedan recurrir a la realización de contratos forward -que hacen con operadores del mercado por la entrega de mercadería a un precio establecido- para que los utilicen para financiarse en bancos o en diversas proveedoras de insumos. Esto es lo que siempre pudieron hacer hasta antes de las trabas a la exportación, que redujeron el atractivo para hacer contratos por algo que no se sabía si se iba a poder vender. Acercó la idea al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo), que agrupa a la cadena triguera. David Hughes, presidente de la entidad, estuvo con el funcionario hace poco y le propuso que se admitiera la realización de forwards. Todo apunta a que se puedan anticipar ventas de la próxima cosecha entregando registros de operaciones de exportación (ROE) por adelantado para que las cerealeras puedan cerrar negocios con el exterior. "Creemos que si hay un piso de 10 a 11 millones de toneladas -en la próxima cosecha- para empezar, se podrían liberar 3,5 millones de toneladas y aumentar [ese tonelaje] si crece la superficie", expresó a LA NACION David Hughes. "Hay que tomar alguna medida; dentro de dos semanas empezará el Norte [con la siembra]", añadió el dirigente. La propuesta de Argentrigo, que permitiría adelantar un 35% de las ventas al exterior de la próxima campaña, no sólo es analizada en Agricultura, sino que el ministro ya la debatió en la reunión que mantuvo la semana pasada con sus pares provinciales en el Consejo Federal Agropecuario. Para Hughes, un "pequeño incentivo" para la siembra podría hacer subir la implantación a por lo menos 4,2 millones de hectáreas. Los días pasan, y de ahí la urgencia de una medida. Pero hay otro dato que explica esa urgencia: hay poco interés por comprar insumos para el cereal. "Las ventas están frías porque el productor aún no tomó una decisión", dicen en Argentrigo. Hughes cree que el Gobierno también debería avanzar con otra medida para impulsar aun más la siembra: bajar las retenciones al cereal, hoy con una alícuota del 23 por ciento. "Sería interesante que también hubiera una baja de diez puntos en las retenciones", reclamó. Un fuerte estímulo al cereal podría ubicar otra vez al cultivo incluso por encima de los cinco millones de hectáreas, según el dirigente, una marca que tuvo hace tres campañas. Devolución de retenciones Precisamente, sobre el tema retenciones hay otra polémica. Tiene que ver con la promesa del Gobierno de devolver las retenciones a los pequeños productores de hasta 800 toneladas. La controversia es que el Estado reintegraría más retenciones que las que cobraría. Según Ernesto Ambrosetti, economista de la Sociedad Rural Argentina (SRA), este año el Gobierno recaudaría por retenciones al cereal US$ 151 millones. No obstante, si buscara reintegrar derechos de exportación para 27.400 productores pequeños, el costo fiscal de atender a todos esos productores rondaría los US$ 230 millones. "Lo que pagarían es más de lo que recaudan; prefieren pagar más que eliminar las retenciones", concluyó Ambrosetti

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *