20 de abril de 2010 08:20 AM
Imprimir

China flexibilizaría las barreras para el ingreso de aceite de soja argentino

Por un pedido del Gobierno, la potencia asiática estaría dispuesta a destrabar la disputa comercial y aplicar un estándar más benévolo

El Gobierno argentino propondrá que el aceite de soja que exporta a China tenga 350 partes de hexano por millón, un nivel cercano pero todavía superior a las 100 partes del estándar exigido por el país asiático, dijo el lunes una fuente del mercado. Y el gobierno chino estaría dispuesto a flexibilizar el ingreso de aceite de soja argentino a su país, consigna el diario La Nación en su edición de hoy. En su visita a Buenos Aires, el viceministro de Comercio chino, Jian Yaoping, mantuvo este lunes una serie de encuentros con funcionarios argentinos y representantes de las principales aceiteras locales, a quienes les anunció la decisión de avanzar en una solución del problema.  
La Argentina intenta destrabar una disputa comercial que comenzó hace cerca de tres semanas, cuando las autoridades chinas solicitaron a importadores que no compren el derivado del país sudamericano, y que está afectando las exportaciones de aceite de soja del mayor proveedor mundial del producto.

"Hasta abril de 2011 se pedirá que los embarques tengan hasta 350 partes de hexano y a partir del 2011, que tenga 300 partes", señaló un operador de una de las principales firmas exportadoras de Argentina.

Los términos de la propuesta -que será enviada formalmente al Gobierno chino en las próximas horas- formarán parte de la respuesta que el Gobierno y la industria argentina redactaron en conjunto a una advertencia de China sobre diversos cargamentos del país austral que no habrían cumplido con una estricta norma de calidad.

El hexano es un solvente que se utiliza en el procesamiento de la soja y la norma china establece que los embarques de aceite de soja no deben tener un nivel superior a las 100 partes por millón.

En su nota de advertencia, el Gobierno chino señaló que algunos embarques del país sudamericano de los últimos años superaron largamente las 1.000 partes por millón, aunque fuentes de la industria argentina consideran que es muy difícil que los cargamentos hayan tenido alguna vez ese nivel de hexano.

El precio del aceite de soja cayó en las últimas semanas en Argentina por el conflicto y los mercados internacionales siguen con atención la puja que enfrenta al principal proveedor del subproducto con el mayor comprador mundial.

Operadores del mercado argentino se muestran escépticos sobre una rápida resolución del conflicto, que podría ser parte de una disputa comercial más amplia. Dijeron además que algunos embarques de aceite de soja seguían con demoras, según la agencia Reuters.

La Argentina había tomado medidas antidumping contra algunos productos chinos antes de las restricciones al aceite de soja y algunos expertos consideran que la medida del gigante asiático podría ser una forma de presionar al Gobierno sudamericano

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *