23 de noviembre de 2009 07:44 AM
Imprimir

Tras ocho meses, vuelven datos oficiales del campo

Agricultura había decidido ocultar información clave para el sector. Marcha atrás con la medida

El viernes, en silencio y como si sintiera vergüenza, el Ministerio de Agricultura publicó sus estimaciones agrícolas mensuales. Esta serie estadística sobre la siembra y producción de los diversos cultivos del país tenía más de cien años de historia, pero había sido interrumpida en marzo pasado. ¿La razón? No mostrar, antes de las elecciones la debacle productiva que provocaron la sequía y el conflicto con el campo.

Con la reanudación de los informes tras ocho meses de ocultamiento, ahora se pudo saber que en la campaña 2008/09 (que concluyó en julio), el país obtuvo una cosecha de 60,77 millones de toneladas. Esto es: la producción agrícola retrocedió casi 37% respecto del récord de un año antes, que fue de 96 millones de toneladas.

En marzo pasado este panorama se preanunciaba. Faltaba poco para la elección del 28 de junio y semejante dato no resultaba favorable a las apetencias electorales del oficialismo. Como si comandara un nuevo INDEC, el ex secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, decidió intervenir el área encargada de monitorear los cultivos y discontinuó los informes públicos. Sucedió algo curioso cuando Clarín informó sobre esa situación: el informe de ese mes fue publicado en Internet, pero duró en el aire escasas dos horas. Desde entonces, nada. Los pronósticos de la cosecha en la Argentina comenzaron a basarse en datos privados o del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Lorenzo Basso, ex decano de la Facultad de Agronomía de la UBA y actual secretario de Agricultura, fue quien convenció al actual ministro del área, Julián Domínguez, de reanudar la serie estadística. Ayudó el hecho de que, salpicado por casos de corrupción, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, haya perdido influencia sobre la cartera rural. Fue ese funcionario, desde la ONCCA en 2008, quien comenzó a ocultar datos claves para el mercado, como los stocks comerciales de granos, y la faena y exportación de carne bovina. La nueva gestión promete volver a publicar también esas series.

"Saludamos con gran satisfacción el hecho de que nuestro Ministerio de Agricultura haya retomado una tarea que es de enorme significado para un país agroexportador", dijeron en la Bolsa de Rosario ante el regreso de las estimaciones.

Más saludable todavía es el hecho de que los técnicos estatales hayan trabajado sin presiones, describiendo un panorama que, aunque menos complicado que el del año pasado, todavía aparece condicionado por la sequía.

En ese sentido, el informe mensual de Agricultura admitió que la próxima cosecha de trigo será la menor en un siglo, de sólo 7 millones de toneladas. Y que habrá caídas tanto en la siembra de maíz (-12%) como de girasol (-8,5%). La gran ganadora, una vez más, sería la soja. Según la visión oficial, con el "yuyo" se implantarán 18,5 millones de hectáreas, 3% más que en 2008, un nuevo récord.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *