23 de noviembre de 2009 08:03 AM
Imprimir

El zumo del limón previene la formación de cálculos renales en aquellas personas propensas a padecer esta enfermedad

Hasta ahora eran conocidas multitud de propiedades curativas, sin embargo la Universidad de Wisconsin ha descubierto que la ingesta de zumo de limón mezclado con agua contribuye a incrementar la producción de citrato urinario.

Un estudio dirigido por Kristina Penniston, una científica ayudante del Departamento de Cirugía de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin ha concluido que en consumo regular de la tradicional limonada puede incrementar la producción de citrato urinario, una sustancia química de la orina que previene la formación de los cristales que podrían formar los cálculos renales. A fin de cuentas, en palabras del Director General del Grupo Hortiberia, “se trata de un nuevo descubrimiento científico que contribuye a brindar al cuerpo humano una herramienta más para prevenir el desarrollo de este tipo de enfermedades”.

Los investigadores han examinado los registros médicos de 100 pacientes a los que se les había prescrito una terapia de limonada como tratamiento para los cálculos renales de oxalato de calcio (los más comunes).

Esta patología se produce cuando los minerales de la orina se cristalizan y se acumulan en el interior del riñón. En la mayoría de las personas, la orina contiene una sustancia química que previene la acumulación de cristales, pero en las personas propensas a la formación de cálculos renales esta sustancia no funciona. Cuando el cuerpo intenta eliminar los depósitos cristalizados a través de finos tubos del tracto urinario, la persona puede sentir dolor y quemazón.

Para Sánchez Navarro “es muy positivo dar a conocer este tipo de investigaciones con el fin de los consumidores puedan incluir en su dieta alimentos, como es el caso del limón, que fomenten poner en marcha un estilo de vida saludable; una apuesta que a la larga se traduce en mantener una salud óptima”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *