23 de noviembre de 2009 09:44 AM
Imprimir

El Mercado Central, un nuevo polo agroindustrial

Con 220 hectáreas ocupadas por la comercialización mayorista frutihortícola y con más de 250 hectáreas disponibles para zonas anexas, el Mercado Central esperó durante 25 años que alguien se diera cuenta que estaba allí y que se descubriera el enorme potencial que tiene, lo desarrollara y lo transformara en un polo agroindustrial, logístico y de servicios modelo.

En ese camino está la actual administración que ha avanzado en dos sentidos fundamentales para alcanzar estos objetivos: el sostenimiento del concepto de calidad como factor de valor agregado de los productos frutihortícolas y el avance de los proyectos logísticos como factor determinante para la consolidación de un moderno centro comercializador.

Más de 500 empresas de frutas y verduras comercializan en su ámbito cerca de 80 millones de bultos anuales por un total de 1.300.000 toneladas, bajo la mirada del Servicio de Calidad y de los laboratorios de control, garantía de calidad y sanidad de las especies que allí se comercializan.

Radicadas también allí, operan un frigorífico de última generación, maduraderos de bananas, empresas logísticas de primer nivel, un hipermercado mayorista, centros de abastecimiento al público, semilleros, diversas empresas de servicios, entre otras.

Durante el miércoles y el jueves de la semana pasada se llevaron a cabo las Jornadas Conmemorativas del 25º Aniversario del Mercado inaugurado el 15 de octubre de 1984, que incluyeron una muestra comercial de la que participaron las principales empresas radicadas en el mercado, tanto frutihortícolas como logísticas, de insumos y de servicios y el dictado de charlas relacionadas con la postcosecha y la calidad de frutas y hortalizas a cargo de especialistas del mercado, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

La muestra sirvió para mostrar los aires de cambio que imperan en el mercado. Carlos Martínez, presidente del directorio del Mercado Central de Buenos Aires, expresó «estamos avanzando en proyectos logísticos complementarios. Desde hace mucho tiempo se viene hablando de ellos como un aspecto determinante para la consolidación de un nuevo mercado, y hoy son casi un hecho». Los distintos emprendimientos se encuentran próximos a instalarse y a comenzar sus operaciones en los terrenos de la Corporación. Entre ellos se pueden mencionar, la construcción de la Nueva Unidad Operativa Argentina-México de Coca-Cola FEMSA y centros logísticos y de rupturas de cargas.

«Estas inversiones no solo transformarán a la Corporación del Mercado Central en un polo logístico, si no que sus importantes inversiones permitirán dar un salto cualitativo en la infraestructura de desarrollo global del Mercado, lo que sin lugar a dudas beneficiará a la comunidad frutihortícola», agregó Martínez.

Las afirmaciones del presidente del mercado ratifican que su administración está trabajando sobre dos ejes fundamentales: la estabilidad institucional y un correcto enfoque estratégico que consolide el corazón del mercado -las frutas y verduras- pero que al mismo tiempo promocione y avance sobre las zonas de actividades complementarias, con nuevas tecnologías, servicios logísticos y de comunicaciones.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *