28 de abril de 2010 22:25 PM
Imprimir

Coimas en Venezuela: más nombres detrás de las exportaciones de hacienda

Durante 2006 y 2007 se hicieron cinco envíos de vaquillonas Holando al país caribeño. El gobierno de Hugo Chávez pagó casi el doble del valor de mercado. Se habla de entre un 20 y un 25 por ciento de "comisión". Los contactos de Javier de Urquiza y Carlos Cheppi con funcionarios y empresarios venezolanos y la desmentida oficial de Guillermo Draletti

A medida que crece el escándalo de coimas entre funcionarios y empresarios argentinos y venezolanos, va conociéndose con mayor certeza cómo funciona la red de corrupción tejida por el kirchnerismo con Venezuela.

La Política Online mantuvo varias conversaciones con fuentes cercanas a las ventas de hacienda (vaquillonas holando) que se realizaron desde la Argentina hacia ese país. Todas reconocieron que el rumor de pago de coimas, siempre estuvo presente en el sector.

Durante los años 2006 y 2007 se realizaron cinco embarques de hacienda argentina con destino a Venezuela. La casa consignataria encargada de la mayor parte de las operaciones fue Daniel Borgogna S.A, que pertenece al presidente de la Sociedad Rural de Morteros (Córdoba), Ider Peretti y a su esposa.

Una fuente muy cercana a dichas negociaciones, que por razones obvias prefirió no identificarse, contó que “para poder exportar hacienda a Venezuela había que pagar una comisión de entre un 20 y 25 por ciento. Muchos no estaban de acuerdo y preferían no participar del negocio”.

Cada una de las cinco operaciones que se llevaron a cabo representó un negocio de aproximadamente 3 millones de dólares. Las fuentes aseguraron que por cada animal vendido, el gobierno chavista pagó precios superiores a los valores de mercado. En ese momento, Venezuela abonó entre 750 y 800 dólares por animal, mientras que el precio ofrecido en la Argentina era en el mejor de los casos de 400 dólares.

Un amigo de la casa

Ider Peretti es un hombre con mucha afinidad en las filas del kirchnerismo. En enero de 2009 se reunió con el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, y luego anunció la construcción de dos feedlots en Morteros que nunca se concretaron.

En ese mismo mes, la sede de la Sociedad Rural que él preside se incendió por un desperfecto mecánico en los generadores de energía. Peretti se sumó a las acusaciones del ministro Florencio Randazzo, y acusó en los medios a un grupo de productores por el hecho (luego se comprobó que no tuvieron responsabilidad alguna).

Los contactos de De Urquiza y Cheppi

El secretario de Agricultura durante las operaciones de venta de vacas Holando hacia Venezuela en 2006 y 2007 era el pingüino Javier de Urquiza, quien fue el encargado de recibir a las delegaciones venezolanas que llegaban al país para realizar los controles sanitarios pertinentes.

Pero en realidad era Carlos Cheppi, en ese entonces al frente del INTA, el que se encargaba de aceitar todas las operaciones. De hecho durante su gestión en ese organismo se firmaron diversos convenios de cooperación técnica con el país caribeño

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *