28 de abril de 2010 14:59 PM
Imprimir

Uruguay  –   Existen buenas oportunidades en carne y lana

El sector ovino pretende elevar la producción

El seminario "Buenos tiempos para el negocio ovino" realizado ayer en el LATU y organizado por el Grupo Gestor del Plan Estratégico Nacional para el Rubro Ovino, confirmó las buenas perspectivas que se esperan tanto para la lana como para la carne. "Los ovejeros estamos cascoteados, pero de pie y con el intelecto y las ganas intactos", aseguró el presidente del Secretariado Uruguayo de la lana, Gerardo García Pintos. El titular del SUL reafirmó que el sector tiene ganas de "ir hacia adelante, que tiene fortalezas y una gurisada que lo sigue". Por eso, reafirmó el compromiso de seguir trabajando junto al gobierno, la industria y el comercio. Por su parte, el director de Delta Consultores, Roberto Cardellino, dijo a El País que en la situación actual y con los niveles de recuperación de demanda, queda claro que hoy el escenario es diferente. Sin embargo, advirtió que "esto no cambia para nada los requerimientos de la demanda en cuanto a lanas de calidad y más finas". A juicio de Cardellino, hay que desprenderse "totalmente" de las "banderas de las razas". El consultor advirtió que, si bien Uruguay es el segundo exportador de tops del mundo, en los últimos años se está verificando un proceso de "primarización" de las exportaciones hacia la lana sucia. que está ligado a políticas económicas y situación del tipo de cambio sobre lo que prefirió no extenderse. Quien sí lo hizo fue el director de Lanas Trinidad S.A., Pedro Otegui, que aseguró que "Uruguay se ha puesto, en dólares, caro para producir y caro para procesar". Agregó que esto "está poniendo a la industria uruguaya muy cerca de terminar de perder la competitividad", dijo el industrial. Carne. Jorge Acosta, del Instituto Nacional de Carnes (INAC), fue quien tuvo a su cargo la exposición sobre situación actual y perspectivas en este rubro de producción ovina. Según Acosta, la demanda mundial de carnes crecerá a un ritmo de entre 2% y 3% acumulativo anual y se concentrará en los países en desarrollo. A su vez, entiende que las posibilidades de expansión de la producción están acotadas, por lo que no es de esperar aumentos significativos en el corto plazo. Por su parte, Marcelo Secco, director operativo de Tacuarembó Marfrig/Group, dijo que hoy hay una excelente oportunidad para que en Uruguay siga entrando mucho dinero al sector primario y al sector industrial. Sin embargo, el empresario considera que "no todo es música". Al igual que Otegui, Secco entiende que el tipo de cambio con los países compradores está incidiendo en la formación del precio. "El ovino es caro", sostuvo, agregando que "requiere mucha mano de obra, tiene zafralidad y el obrero está esperando todos los días en la fábrica para trabajar". El ministro Aguerre cerró el seminario e invitó a los productores a "pensar en formas de integración entre las cadenas". Sostuvo que en la diversidad "están las respuestas para lograr el año que viene 11,5 millones de ovinos, con una faena de 1,5 millones de corderos y pasar de 39 a 48 millones de kilos de lana, como se promueve". Razas: Insistieron en que la demanda quiere lanas de calidad y finas. Precio de tonelada ovina seguirá firme "El escenario de precios para la carne ovina es muy bueno y creo que hay condiciones como para poder mantener el promedio de los últimos 4 o 5 meses y proyectarlos al próximo semestre", consideró el gerente operativo de Marfrig Group, Marcelo Secco. El industrial aseguró que las condiciones de mercado son tan buenas, que le asustan. "Hay una sobredemanda del mercado árabe que si se quiere, está distorsionando un poco las relaciones de valores. Lo mismo pasó en el 2008 con el vacuno, cuando nuestros bovinos eran más caros que los de Estados Unidos y Australia", recordó. "El mercado árabe, sumado a la cuota país en la Unión Europea, más Brasil que está retomando las importaciones luego de la trancada de los permisos y que hoy tiene un poder de compras alto, sumado a Rusia y China, hace que Uruguay tenga un montón de opciones comerciales a la hora de generar un precio de exportación", explicó Secco. Aun así, el empresario sostuvo que en el mercado internacional "hay que ir con cautela". "La mejora es clara y comienzan a existir oportunidades de poder generar elementos de negocios integrados a la hora de poder planificar una producción ovina".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *