30 de abril de 2010 07:22 AM
Imprimir

Uruguay  –   Se obtienen buenos rendimientos en primeras chacras de soja de segunda

La presente zafra de cosecha de cultivos de verano transcurre normalmente, con buenos rendimientos en las primeras chacras trilladas de segunda, merced al buen estado de la soja y las condiciones climáticas que permiten el normal trabajo de los productores. El cuello de botella vuelve a ser el almacenamiento de granos, lo cual se procura solucionar por parte de las empresas acopiadoras.

Técnicos consultados por EL TELEGRAFO coincidieron en que se vienen logrando buenos rendimientos en las sojas de primera y segunda. En cultivos de primera –la mayoría ya cosechados–, los mismos oscilaron “entre 3.000 y 3.500 kilos por hectárea de promedio, y las de segunda promedian los 2.500 kilos”, precisó el ingeniero agrónomo Miguel Pastorini.
El técnico de la empresa Baselto aseguró que el tiempo “viene acompañando y avanza a un ritmo interesante”, a tal punto que las de primera están “prácticamente cerradas” , agregando que a “excepción de algún ataque importante de lagarta, en general la situación sanitaria ha sido buena”.
Sostuvo que “tal vez algunas chacras de ciclos largos tuvieron algún rendimiento por debajo de lo esperado, por lo que habrá que evaluar a que se debió esa situación”.
Por su parte, el ingeniero agrónomo José Osores, del departamento técnico de Copagrán, filial Paysandú, indicó que los rendimientos para soja de segunda “vienen siendo buenos, entre 2.000 y 3.000 kilos por hectárea”. Acotó que algunas chacras con problemas nos dieron alrededor de 1.300 kilos, pero en general han sido todas por arriba”.
En este caso, recordó los problemas sanitarios de fin de ciclo y el exceso de agua que posiblemente lavó mucho los nutrientes y deprimió los potenciales rendimientos, ya que veníamos con muy buenas implantaciones y cantidad de plantas por metro cuadrado. Se registraron muchos abortos de vainas”, agregó.
En cuanto a las humedades, significó que “venimos bastante bien en estos días, al igual que la calidad de grano obtenida”.
Girasol y sorgo
En girasol los rendimientos fueron “muy malos, por un problema de palomas y loros bastante importante”, manifestó Pastorini.
Sostuvo que los sorgos “se están trillando y en general vienen bien. Sin haber muchos cultivos en la zona, los rendimientos son aceptables”.
LogÍstica
“La mano viene complicada”, sostuvo Miguel Pastorini, al referirse a la logística para los granos. “Incluso se apreció algún problema externo como fue el cierre en alguna jornada del puerto de Nueva Palmira”, recordó.
En Uruguay la capacidad de siembra y trilla es muy importante en relación a la capacidad de recibo, “pero por suerte algunas plantas están embolsando y eso mejoró algo el panorama”, dijo. Osores manifestó que actualmente el problema mayor está en Nueva Palmira, “pero por ahora en esta zona del Litoral venimos bastante bien”. El único inconveniente se da en los granos que llegan con humedad. Se enlentece la operativa, porque debemos acopiar el grano en alguna secadora y después recién enviarlo al sur”.
Precios
El contrato de referencia para Uruguay de la soja en Chicago superó los U$S 10 por bushel llegando a los valores máximos desde enero. Se juntaron varios factores. Se dieron reportes positivos sobre la demanda china con proyecciones que apuntan a compras por más de 10 millones de toneladas entre mayo y junio.
Ese país mantiene las restricciones al ingreso de aceite de soja de Argentina lo que también incide sobre el valor del poroto. Los fondos de inversión fueron actores relevantes durante la semana fogoneando las subas.
Cuando el contrato de julio llegó a su máximo de U$S 10,15 por bushel los precios locales se acercaron a los U$S 350 por tonelada en Uruguay. Con un buen avance de la cosecha del área de primera los productores aprovecharon los buenos precios. Se prevé que la soja de segunda plantada en diciembre va a traer buenos rendimientos lo que permitiría seguir avanzando en las ventas. Este lunes los precios retrocedieron levemente por razones técnicas. La siembra de maíz marcha a un ritmo muy fuerte en Estados Unidos y eso tiene un doble efecto. Por un lado presiona a la baja los precios del cereal. Por otro lleva a especulaciones referidas a un potencial desvío de hectáreas sojeras a maíz, lo que puede dar sostén a la oleaginosa. La soja se ubicó en niveles de precios que no eran los esperados para esta época del año tomando en cuenta la muy buena cosecha en América del Sur. Aunque hay operadores que consideran que este escenario alcista durará hasta mediados de mayo, hay productores que ya vendieron lo que tenían pensado para esta época y ahora van a esperar hasta más adelante en el año

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *