30 de abril de 2010 14:59 PM
Imprimir

En la búsqueda de una tecnología adecuada para la producción de cerdos en escala moderada

Los integrantes del Proyecto Regional Porcino del Centro Regional Buenos Aires Norte del INTA, llevaron a cabo una reunión, la semana pasada, donde se analizaron el avance de las actividades propuestas para el primer año de dicho plan.

“Lo que pretendemos es que las actividades de transferencia de tecnología no queden libradas al criterio de los asesores o profesionales, sino que lleve adelante una actividad coordinada detrás de los objetivos que definimos en su momento” comentó el médico veterinario Pedro Goenaga, referente del Proyecto Regional Porcino con sede en el INTA Pergamino.

La reunión giró en torno al manejo reproductivo tendiente a mejorar los índices de preñez en tres puntos: identificación de las madres; registros, toma de información elemental; y nivel sanitario.

“El objetivo del Proyecto para fin de año es que los productores de los Grupos de Cambio Rural tengan su plantel de madres completamente identificados como punto básico fundamental para desarrollar las sucesivas actividades de tomas de datos y registros. Sin toma de datos no hay perspectiva de mejoras” explicó el especialista.

Con experiencia

Porcinos 25, es un Grupo de Cambio Rural compuesto por diez productores del partido de 25 de Mayo que desde hace cuatro años trabaja conjuntamente para mejorar su accionar. El ingeniero agrónomo Ignacio Feola es el asesor de dicho grupo y comentó que en los años de trabajo “se mejoró mucho técnicamente. Tal vez los productores no hagan tantas cosas como las que saben, pero las conocen en alimentación, sanidad, manejo, instalaciones”.

-¿A qué se debe esta particular cuestión?

-Son múltiples factores, el principal es que este grupo no tienen como actividad principal a los porcinos. Eso complica mucho para que pueda llevar todo lo que sabe a la práctica.

A la hora de analizar sobre la pertinencia de la realización de una metodología común para los registros de información indicó que “estamos llevando planilla de registro desde el mes de mayo de 2009, tuvimos un intento en 2006 pero no lo pudimos concretar.
Ahora sí se está en camino, es importante el uso de registros, pero también hay que plantear acciones que sirvan y que se puedan llevar a la práctica, de lo contrario sería muy difícil que esto llegue a buen término”.

Abriendo camino

Néstor Tiberi es productor de Máximo Paz y es uno de los miembros del Grupo Producer que desde hace seis meses nuclear a nueve productores de la zona de Máximo Paz, Santa Teresa y Peyrano.

En el marco de la reunión, este entusiasta santafecino destacó que “aspectos a corregir hay muchísimos, actualmente estamos haciendo hincapié en la identificación de animales y en los registros que nos permitan ver dónde está parado el productor en cuanto a productividad y costos, esto es elemental y es un problema generalizado”.

Según Tiberi, esto se debe básicamente a que el pequeño productor trata de manejar varias actividades, “no tenemos a los cerdos como actividad principal, esta necesidad de hacer de todo un poco para subsistir hace que la producción de cerdos este un tanto descuidada”.

Pero a su vez fue optimista al remarcar que “la actual situación de carne de cerdo, que ha tomado auge sumado a la escasez de la carne vacuna, llega al productor y hace que pongamos un poco de mayor atención”.

Por último, Tiberi destacó que “es valioso lo que hace INTA, y nuestros asesores. Lo que más se rescata es este espacio de intercambio de ideas, entre todos, productores, técnicos, asesores, así surgen montones de problemas pero también muchísimas soluciones y eso es para nosotros muy valioso”, finalizó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *