30 de abril de 2010 15:36 PM
Imprimir

Cómo encarar una reforestación

La tala irracional de árboles, la destrucción total de los pocos montes, ya muy degradados por empuje de la frontera agropecuaria, está volviendo crítica la situación forestal en nuestro país. El desafío es para todos aquellos que tienen una porción de tierra apta para la reforestación. En este material, ofrecemos algunos pasos que se pueden seguir para desarrollar un proceso de reforestación en medianas y pequeñas extensiones.

Lo primero es realizar el estudio del suelo, el cual se hace para conocer las condiciones del terreno a reforestar; conocer el contenido de nutrientes, acidez, textura, tipo, entre otras características y a partir de estos datos, seleccionar las especies que se adapten a las condiciones existentes.
Mediciones del terreno: Para iniciar los trabajos de preparación de terreno, se debe realizar la delimitación del área a reforestar.

Selección de especies: Para la selección de especies aptas para la reforestación, se deben considerar aspectos como el objetivo final de la plantación, las condiciones del suelo, tipo de suelo, textura, acidez, contenido de nutrientes, entre otras. Teniendo en cuenta estos aspectos, se seleccionará la especie más apta para cada condición.

PLANTACIÓN

La primera actividad para iniciar la plantación es la marcación del terreno a reforestar. Seguidamente, se realiza el poceado y, finalmente, la plantación. Después de realizar una plantación, generalmente se produce la pérdida de algunas mudas, ya sea por falta de prendimiento, ataque de hormigas u otros factores. Para mantener la densidad inicial de plantación, es necesario reponer esas plantitas perdidas.

CONTROL DE HORMIGAS

En una reforestación, uno de los principales problemas es el daño que pueden causar las hormigas a las plantaciones. Si se realiza una plantación sin el debido control, se podrá correr el riesgo de perder las mudas recién plantadas. En nuestro país, las hormigas que normalmente atacan a las plantaciones son el ysau y el akekê. La intensidad del control depende de la aparición.

PREPARACIÓN DEL TERRENO

La preparación del terreno incluye varias labores, entre las que podemos destacar la limpieza, arada, rastreada; si se trabaja en terrenos húmedos, la formación de camellones para la plantación posterior. Este es un trabajo muy importante, ya que influirá en el desarrollo de las plantitas.

FERTILIZACIÓN

Esta labor se realiza con el objetivo de compensar la carencia de ciertos nutrientes en el suelo y así lograr un mejor desarrollo de plantación.

LIMPIEZA DE MALEZAS

Generalmente, un factor negativo en el crecimiento y desarrollo de las plantitas después de llevarlas al lugar definitivo es el crecimiento de las malezas, por ello es necesario realizar limpiezas periódicamente. Esta actividad se debe realizar por lo menos tres veces por año, hasta que las plantas alcancen un tamaño adecuado.

La limpieza de malezas se puede realizar en forma mecanizada con ayuda de rotativas, si el terreno lo permite, con desmalezadoras o en forma manual con azadas.

PODA

La poda es el corte que se realiza a las ramas de los árboles; consiste en quitar totalmente las ramas desde su nivel de exteriorización fuera de la corteza. El corte tiene por objeto el desarrollo de un fuste largo y único, recto y maderable, así como también evitar la aparición de nudos que disminuyen el valor de los rollos.

RALEO

El raleo se refiere al corte que se debe realizar en la plantación cuando existe competencia entre los árboles; así se seleccionan aquellos árboles de mejor porte eliminando los de mal desarrollo. El raleo se realiza con el objeto de dejar más espacio entre los árboles y así proporcionar mejores condiciones para su desarrollo.

CONDICIONES NECESARIAS

Las condiciones necesarias para una buena plantación son contar con mudas sanas y vigorosas, llevar a cabo correctamente las tareas de marcación, poceado y plantación. Finalmente, se necesita realizar un buen control de hormigas y limpieza de malezas, posterior a la plantación.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *