3 de mayo de 2010 07:01 AM
Imprimir

Tractores y coimas

El escándalo explotó cuando el ex embajador en Venezuela Sadous, dijo que para exportar maquinaria y hacienda "había que pagar coimas".

Hace ya unos días Eduardo Sadous, ex embajador argentino en Caracas, encendió la mecha de una bomba que está a punto de estallar y que pueden llevarse consigo a varios funcionarios y ex-funcionarios del Gobierno nacional, incluido al ex-presidente Néstor Kirchner. Sadous declaró ante la Justicia que empresarios que buscaban hacer negocios con Venezuela le dijeron que debían pagar retornos. El escándalo crece día a día y parece convertirse en el ícono de los hechos de corrupción en la era Kirchnerista. El diario La Nacion, confirma en una entrevista las primeras pruebas de los pagos extras. Un empresario de la maquinaria agrícola confirmó que tuvo que pagar una comisión a la firma Palmat International. "La verdad es que -para exportar- había que pagar una comisión del 15% y esto venía facturado por una compañía, Palmat International", dijo a La Nacion. Si esto ya convertía la operatoria en un escándalo, el empresario admitió que luego de realizar la operación y poco tiempo antes de las elecciones presidenciales de 2007, alguien que se le presentó como dirigente del Frente para la Victoria y le solicitó que colaborara para la campaña de Cristina Kirchner. Parece que en este tema las casualidades no son mera coincidencia. Sobre este tema, que puede convertirse en una mancha para Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola, su titular José María Alustiza, deslindo de responsabilidades a la entidad y desconoció el tema de las coimas. Los supuestos retornos no solo mancha a los fabricantes de maquinaria agrícola, sino que también puede complicar a más de un consignatario de hacienda. Durante los años 2006 y 2007 se hicieron cinco envíos de vaquillonas Holando a Venezuela, donde el gobierno Chavista pagó casi el doble del valor de mercado. La empresa encargada de la mayor parte de las ventas fue Daniel Borgogna S.A, perteneciente Ider Peretti -presidente de la Sociedad Rural de Morteros- y a su esposa. Conocida es la afinidad de Peretti con el kirchnerismo, solo vale recordar aquel episodio con Guillermo Moreno, y el anunció de la construcción de dos feedlots en Morteros, que nunca se concretaron. Mientras pasan los días, la mecha de la bomba parece terminarse y con esto la consecuente explosión que terminará llevandose a "unos cuantos" al banquillo

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *