3 de mayo de 2010 21:45 PM
Imprimir

Necesidades minerales del lechón ibérico

Investigadores granadinos estudian definir las necesidades minerales del lechón ibérico

Investigadores de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ-CSIC) pretenden definir las necesidades minerales del lechón durante el periodo de lactancia, según informa Andalucía Innova. Estudios previos realizados en la Estación revelan las características metabólicas singulares de esta raza porcina, obesa y de lento crecimiento, y ponen de manifiesto la necesidad de adaptar el contenido proteico de los piensos que el animal recibe durante las distintas fases de su ciclo productivo a este carácter graso del cerdo Ibérico, por razones económicas, medioambientales y de bienestar animal. Las peculiaridades metabólicas del Ibérico suponen, no sólo requerimientos proteicos diferentes, sino posiblemente también necesidades minerales distintas a los cerdos blancos. Sin embargo, los piensos para porcino Ibérico son actualmente los mismos que para razas magras, formulados según las recomendaciones de minerales vigentes en los últimos treinta años.

Los investigadores de la EEZ han iniciado un proyecto de excelencia para definir las necesidades minerales (calcio, fósforo, magnesio, hierro, cobre y zinc) del lechón Ibérico en sus primeras etapas de vida, periodo clave que va a determinar el desarrollo y crecimiento en etapas posteriores. Los piensos de iniciación que consumen los lechones Ibéricos incluyen correctores minerales diseñados para genotipos magros, de crecimiento más rápido, y posiblemente con necesidades minerales más elevadas. Esto implicaría que estos piensos podrían contener cantidades excesivas de estos elementos minerales cuando se emplean para la alimentación de los lechones Ibéricos, por lo que serían metabolizados y excretados, con efectos nocivos para el medio ambiente, especialmente en el caso del fósforo, cobre y zinc.

El zinc y cobre, además, están estrechamente implicados en la formación de radicales libres, por lo que una ingesta excesiva podría dar lugar a patologías relacionadas con el estrés oxidativo. ”Uno de los objetivos del proyecto es la cuantificación de la retención de estos minerales en el organismo del lechón, como un primer paso para conocer las necesidades nutricionales en esta fase de la vida del animal. Además, se analizarán marcadores del daño oxidativo en los tejidos del animal”, aseguran los investigadores del proyecto, Rosa Nieto, José Aguilera e Isabel Seiquer.

”A pesar de que la nutrición mineral del cerdo sea un tema sobre el que se han publicado numerosos trabajos, existe demasiada controversia en numerosos aspectos y es difícil encontrar información precisa en la que basar recomendaciones específicas”, aseguran los investigadores. ”Se desconocen bastante las interacciones entre elementos minerales y entre éstos y otros componentes de la dieta. En cuanto a los micro-minerales, las recomendaciones se han establecido como niveles mínimos de complementación que deben incorporarse a dietas prácticas, sin tener en cuenta las cantidades de estos elementos presentes de modo natural en los ingredientes que se utilizan para fabricar las mismas”, concluyen

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *