4 de mayo de 2010 10:30 AM
Imprimir

Nuevo caso de fiebre aftosa en Corea del Sur

Corea del Sur ha detectado un nuevo caso de fiebre aftosa en un centro científico y veterinario estatal, a unos 160 kilómetros al sur de Seúl, donde se cría ganado vacuno y porcino, informó hoy la agencia local Yonhap.

El brote en el centro de investigación de Cheongyang, donde hay más de 1.500 cabezas de ganado, es el décimo detectado en Corea del Sur desde abril, según fuentes del Ministerio de Alimentación y Agricultura.
 Tras realizar los primeros análisis al animal afectado "no se han encontrado anticuerpos, lo que indica que fue infectado hace pocos días", indicó un portavoz del Ministerio citado por Yonhap.
 Para contener el brote, las autoridades han ordenado sacrificar los animales del centro, donde se crían vacas y cerdos para su distribución a los granjeros locales.
 Se trata del primer caso de fiebre aftosa en la provincia de Chungcheong, una indicación de que la enfermedad se está extendiendo por el país, según Yonhap.
 El centro afectado se encuentra a 96 kilómetros del lugar donde se produjo el brote más cercano, detectado el pasado 21 de abril.
 Corea del Sur se había declarado libre de la fiebre aftosa el pasado 23 de marzo, pero menos de tres semanas después se comenzaron a detectar nuevos brotes en la isla de Ganghwa y en la localidad de Gimpo, ambas al oeste de Seúl.
 En lo que va de año las autoridades surcoreanas han confirmado 16 casos de fiebre aftosa, enfermedad viral muy contagiosa que afecta a los animales ungulados, especialmente cerdos y vacas.
 Provoca fiebre alta y lesiones características en la boca y las patas de los animales, y no afecta a los humanos.
 Esta semana, la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) instó a un aumento de la vigilancia internacional frente a esta enfermedad al advertir de que las "rigurosas medidas de bioseguridad" de Corea del Sur y Japón -donde se confirmó un brote a principios de abril- se han visto "desbordadas".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *