4 de mayo de 2010 12:59 PM
Imprimir

Asociados pudieron vender mejor sus corderos

INGENIERO JACOBACCI (AJ).- Una positiva experiencia tuvieron pequeños productores de la Región Sur rionegrina en el marco de venta asociada de corderos.

Con financiamiento de la Ley Ovina, la Federación de Coope-rativas de la Región Sur (Fecorsur) desarrolló durante esta zafra una experiencia piloto para mejorar el sistema de comercialización de corderos y animales adultos.

El trabajo realizado tuvo como objeto ofrecer un producto de calidad uniforme al comprador, realizar una adecuada planificación y logística para que los animales no pierdan más desbaste del esperado, conformar lotes homogéneos entre los productores de un mismo paraje respetando el protocolo de comercialización de corderos, mejorar los canales de ventas y generar un protocolo de carga y comercialización.

Para lograrlo, el protocolo desarrollado consideró las condiciones de los animales para ofrecer un producto homogéneo, por el cual se pudiera obtener un precio superior.

A través de esta experiencia, se comercializaron 1.104 corderos, pertenecientes a 32 productores de las cooperativas "Ganadera Indígena" y de "Kiñe Ain kazan", dispersos en 12 parajes de los Departamentos de 25 de Mayo y Ñorquinco.

Los trabajos facilitaron la comercialización de los pequeños productores, que por cuestiones de escala y distancia tienen dificultades para vender formalmente ya que en su mayoría son ganaderos con una majada media de 400 animales, de los cuales 250 son madres.

En este marco, cada uno de estos productores entregó en promedio 35 corderos.

"La gran demanda que está teniendo la carne ovina en el país ha mejorado sustancialmente los valores y está generando la apertura de nuevos mercados, como así también la aparición de otros actores en el sector. Este tipo de proyectos realizados en Río Negro, que van desde el control de la hacienda cargada hasta la faena, ayudan a visualizar en qué lugares de la cadena es necesario invertir eficientemente los recursos y cuáles son los inconvenientes que se generan a lo largo del proceso", señalaron desde la Unidad Ejecutora Provincial de la Ley Ovina.

Las mismas fuentes agregaron que como datos productivos obtenidos durante la experiencia de comercialización desarrollada por Fecorsur, se puede destacar que el peso vivo promedio de los animales fue de 26 kilos, mientras que el peso al gancho obtenido promedió los 11,50 kilos, obteniendo un rendimiento final logrado del 44,38%.

El protocolo de comercialización de corderos elaborado y ejecutado para este trabajo planteó para futuros planes una serie de mejoras buscando que los pequeños productores puedan ir avanzando en este sentido.

La venta es un gran paso para los productores, dado que cuando comercializan de manera individual pequeñas cantidades, no se obtienen los mejores valores posibles. Además, permite vender ejemplares grandes que no tienen tanta salida.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *