5 de mayo de 2010 07:28 AM
Imprimir

Los dirigentes agrícolas de la Unión Europea aprueban su posición sobre la PAC después de 2013

Los dirigentes agrícolas de la UE aprobaron el pasado 4 de mayo una posición sobre el futuro de la Política Agrícola Común (PAC), haciendo hincapié en que con los retos que deben afrontarse en el futuro, una PAC fuerte es más esencial que nunca.

En declaraciones hechas desde Bruselas, después de una reunión con los dirigentes agrícolas de la UE, el presidente del Copa, Padraig Walshe, ha insistido en que "posiblemente habrá pocas prioridades más importantes para los ciudadanos europeos que la inocuidad, la seguridad y la estabilidad de su alimentación, producida de manera sostenible". Ha manifestado también que la agricultura es crucial para el empleo en las zonas rurales: cerca de 30 millones de personas trabajan en las explotaciones agrarias y con su trabajo, gestionan más de las tres cuartas partes del territorio de la UE. Los agricultores y los selvicultores también proporcionan atracción y diversidad a las zonas rurales, no sólo en beneficio de los ciudadanos de la UE, sino también de la industria turística. "Estos importantes beneficios públicos no los remuneran los mercados, sino que los garantiza la PAC. Y sin embargo, el presupuesto total de la PAC representa menos del 1% del gasto público total de la UE”. Pero Walshe ha advertido igualmente que: "las malas condiciones de mercado y la subida de los costes de producción han causado un grave deterioro de la renta de los agricultores durante la pasada década. La renta media de los agricultores representa sólo el 50% de los ingresos de los demás sectores y dos tercios de la misma provienen de los pagos directos. Además, los agricultores deben afrontar el reto de los extremos climáticos y la volatilidad de los mercados. Si los agricultores deben poder seguir proporcionando esos importantes beneficios, así como contribuir al crecimiento económico, a la estabilidad de empleo y al cambio climático en los próximos años, una PAC fuerte va a ser más esencial que nunca. Por eso, deben mantenerse los pagos directos para los agricultores, y los ajustes de la PAC de cara a 2013 deberían centrarse en la creciente estabilidad de los mercados para los consumidores y en el refuerzo de la función de producción económica de los agricultores. Para eso, necesitamos nuevas herramientas que nos permitan afrontar la volatilidad de los mercados y medidas encaminadas a reforzar la posición de los agricultores en la cadena alimentaria. Estos objetivos deben alcanzarse a través de la adaptación de la política para que los agricultores y las cooperativas puedan tener más acceso a las medidas que les permitan mejorar su competitividad y adaptarse al cambio climático, en particular al condicionante del agua. Por lo demás, ha indicado que con los "incentivos apropiados", los agricultores podrían proporcionar más servicios rurales, incluida la protección de los hábitats naturales, el mantenimiento de la biodiversidad, la prevención de inundaciones, la mejora de la capacidad de almacenamiento de aguas subterráneas y la resistencia a los incendios.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *