23 de noviembre de 2009 12:23 PM
Imprimir

Carbunclo sintomático

El carbunclo sintomático es una enfermedad infecciosa causada por Clostridum chouvei de curso agudo que se caracteriza por la inflamación (tumoración) de los músculos, toxemia, cojera, depresión, fiebre, dificultad para moverse en el ganado bovino, ovino y porcino. Por lo general, se da una elevada mortandad de animales a causa de este problema.

Este mal es frecuente solo en bovinos jóvenes, especialmente en terneros y novillos de entre 3 y 24 meses de edad; también ataca a ovinos en cualquier edad y a los cerdos.
En general, el ganado bovino está más expuesto a contraer la enfermedad. Sin embargo, una vez que los animales se alejan de la edad citada más arriba, se rebaja gradualmente la posibilidad de perder animales, pues los mayores de 4 años de edad y los terneros recién nacidos son prácticamente inmunes.

ETIOLOGÍA

Causado por el Clostridium chouvei, el carbunclo sintomático es una enfermedad de suelo, porque el microbio se encuentra en la tierra. Se transmite por una lesión insignificante de la piel ocasionada por alambres, estacas, pastos duros altos; a consecuencia de la castración o por causa de heridas o lastimaduras en la boca.

SÍNTOMAS LOCALES

Este mal se presenta como una: inflamación en la musculatura de la espalda (paleta), del pecho, dorso o lomo, al principio solo parcial, caliente y dolorosa. A las pocas horas, se agrava rápidamente y termina con hinchazón dolorosa y crepitante que, si se golpea o comprime, produce un sonido causado por la presencia de gases y líquido sanguinolento entre la masa muscular. Al abrir tal hinchazón, se percibe un olor como de manteca rancia.
En casos excepcionales, falta tal hinchazón exterior crepitante y solo al examinar muy detenidamente el cadáver del animal se encuentran manchas negruzcas o amoratadas en ciertos lugares, como por debajo de la paleta, el lomo y otros lugares.
En terneros pequeños, esta enfermedad puede presentarse en forma de meteorismo y diarrea, con fatal resultado en pocas horas.

SÍNTOMAS GENERALES

Se manifiesta una falta de apetito, temblores musculares, dificultad para respirar, fiebre alta. En general, la enfermedad mata en un plazo de 12 a 48 horas.

TRATAMIENTO PROFILÁCTICO

Se debe vacunar a los terneros mayores de 2 meses de edad hasta que adquieran una inmunidad natural. Luego vacunar entre los 6 y 8 meses para una mejor protección del animal.

MEDIDAS HIGIÉNICAS

Son varias, a saber: enterrar en fosas bien profundas los cadáveres de los animales muertos; desinfectar los utensilios o materiales que hayan tenido contacto con ellos. A causa de la vitalidad del Clostridium, la infección de los pastizales perdura varios años. Esparcir cal donde haya muerto un animal. No debe abrirse el animal.

TRATAMIENTO CURATIVO

Como la enfermedad es muy rápida, es difícil asistir a los animales enfermos con el tratamiento curativo, pero si este es el caso, se aplican antibióticos en dosis elevadas.

Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *