24 de mayo de 2017 18:42 PM
Imprimir

Proteccionistas Internacionales alertan por exportación de carne uruguaya a Medio Oriente

El ganado uruguayo es objeto de intenso maltrato rutinario en los mataderos de Egipto y Turquía, mostró una impactante investigación de Animals International.

En una importante investigación de ocho meses de duración, Animals International reveló el horror que miles de animales uruguayos afrontan cada año en los mataderos de Egipto y Turquía. 

“La investigación mostró cómo el ganado es objeto de métodos crueles de sacrificio, los cuales serían inaceptables en Uruguay y que además violan los estándares de bienestar animal internacionales,” expresó Luis Carlos Sarmiento, Director para América Latina de Animals International.  

Ver vídeo (imágenes sensibles) http://animalsaustralia-media.org/upload/photos/live-export-south-america-2016/

Uruguay es un miembro de la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) y por lo tanto un signatario de sus estándares de bienestar animal y está obligado de asegurar el cumplimiento de esos estándares. Sin embargo, pese a que los ministerios relevantes han sido conscientes de la crueldad extrema de la cual son objeto rutinariamente los animales exportados, Uruguay no ha tomado medidas para proteger a los animales de abuso.

 

Campo uruguayo

 

El comercio principal de carne uruguaya es la carne empacada, de la cual la gran mayoría es vendida a China (35%), seguida por la Unión Europea (22%), Estado Unidos (15%), Israel (13%) y Sur América (6%).  No tienen necesidad los ganaderos uruguayo de enviar animales en pie.  Estos destinos (Turquía y Egipto), constituyen menos del 5% del comercio total, y estos países son los únicos mercados que actualmente compran animales vivos. 
“No hay razón cultural o religiosa por la cual los animales no puedan ser sacrificados en su país de origen  y exportarlos en canal. Todos los países importadores de animales vivos uruguayos ya importan carne refrigerada y congelada, lo que muestra la voluntad de hacerlo. Al facilitar y proveer animales vivos a países en los cuales la mayoría de mataderos no tienen capacidad de manejar o sacrificar animales humanitariamente, Uruguay está socavando el trabajo de la OIE para mejorar los estándares globales de bienestar animal“, expresa el informe de Animals Internacional. 

El cumplimiento de los estándares de la OIE tiene la intención de ser la base de los tratados comerciales entre países, pero el tratado entre Uruguay y Egipto y Turquía no cumple con los estándares de la OIE, ni durante el transporte, ni al momento de la faena.

 

Matadero turco

 

Esta comprobado que en Medio Oriente, en particular en Turquia y Egipto, animales completamente conscientes son levantados de una de sus patas traseras antes de la faena. Les cortan los tendones en las piernas para inmovilizarlos . A menudo los animales son dejados colgando vivos y conscientes por largos períodos, con sus cuellos cortados. Una crueldad innecesaria.
Tampoco las condiciones de traslado del ganado en pie, a pesar de todas las conocidas repercusiones al bienestar animal, fija un pésimo ejemplo para los países que aún no aceptan la responsabilidad social y gubernamental de proteger a los animales del maltrato.

Los animales enfermos y heridos no tienen acceso a cuidado veterinario durante un viaje de 26 días; tampoco hay supervisión o manejo experto de los riesgos por enfermedades.

No se mantienen seguimientos, ni hay datos oficiales de lo que ocurre en los viajes desde Uruguay hasta Egipto o Turquía en relación a heridas, enfermedades o mortandad de animales. La mayoría de embarcaciones que exportan animales vivos tienen más de 40 años, no fueron construidas con el propósito de transportar animales y no cuentan con infraestructura adecuada ni estándares en higiene, seguridad y bienestar.  Las exportaciones de animales vivos pone en riesgo a humanos y animales.

 
Debido a la naturaleza de la espantosa crueldad que se causa a los animales exportados, Animals International hace un llamado urgente para que de manera inmediata Uruguay:

 

•    Suspenda las exportaciones en pie hacia Egipto y Turquía y  así 40.000 reses se salven de sufrir igual que aquellos animales mostrados en la investigación
•    Se comprometa a eliminar gradualmente las exportaciones en pie de manera definitiva
•    Ponga en práctica, mientras tanto, un sistema regulador mediante el cual los exportadores uruguayos sean legalmente responsables de asegurar que la cadena de suministro a la cual ellos proveen animales, cumpla estándares internacionales en los países importadores
•    Introduzca estándares de embarque y manejo a bordo para proteger el bienestar de los animales exportados como lo requiere el Capítulo 7.2.3 Transporte de Animales por Vía Marítima del Código Sanitario para los Animales Terrestres
•    Asegure que un veterinario del gobierno vaya en todos los envíos marítimos de ganado
•    Solicite de manera obligatoria un reporte de enfermedades/heridas y muertes a bordo, así como la divulgación pública de esta información.

 

 

www.animalsinternational.org

Fuente:

Publicidad