23 de noviembre de 2009 12:44 PM
Imprimir

EE.UU.  –    Piroplasmosis equino encontrada en 11 estados

Las autoridades de sanidad animal están investigando un brote de piroplasmosis equino en ranchos del sur de Texas donde 317 caballos resultaron positivos con este mal.

Actualmente hay 288 caballos afectados en el rancho índice en Texas, siete en otros locales en Texas, uno en Alabama, dos en California, cinco en Florida, uno en Georgia, cinco en Luisiana, uno en Minnesota, dos en Carolina del Norte, tres en New Jersey, uno en Tennessee, y una en Wisconsin. Todos los caballos que resultaron positivos se encuentran en cuarentena, y se están realizando las pruebas epidemiológicas.
Esta información fue publicada en un informe el pasado 13 de noviembre que emitió la Organización Mundial de Sanidad Animal (Oficina Internacional de Epizootias).
Funcionarios de los Estados Unidos han examinado a todos los caballos importados por piroplasmosis durante casi 30 años. La enfermedad se declaró erradicada oficialmente de los Estados Unidos en el año 1988. Se contagia por unas 15 especies de garrapatas, el uso de agujas contaminadas, y posiblemente a través de sangre en semen contaminado de sementales infectados.
Los signos de piroplasmosis equina pueden incluir una serie de signos clínicos inespecíficos, como fiebre o anemia, y algunos caballos infectados puede parecer como si estuvieran bien. Son necesarios exámenes de sangre para el diagnóstico de la enfermedad. El único tratamiento es un tipo potente de quimioterapia que puede tener efectos secundarios graves en algunos caballos.
Como resultado de la investigación en curso, Canadá y varios estados en los Estados Unidos han restringido la importación de caballos procedentes de Texas. Bob Hillman, DVM, veterinario del estado de Texas y jefe de la Comisión de Salud Animal de Texas, exhortó a los propietarios de caballos y veterinarios a consultar con funcionarios de salud animal para garantizar que los animales hayan cumplido con todos los requisitos de entrada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *