23 de noviembre de 2009 10:55 AM
Imprimir

Los cerdos juegan un papel importante en la expansión de la hepatitis E entre las personas

Se está estudiando la importancia de la especie porcina en la expansión del virus de la hepatitis E entre la población humana. Parece fundamental prevenir la entrada del mismo en las explotaciones porcinas por su elevadísima tasa de transmisión entre animales.

Un equipo de investigadores holandeses ha estudiado el papel que juegan los cerdos en el proceso de exposición de los seres humanos al virus de la hepatitis E (VHE). Según estos científicos, el virus se reproduce fácilmente entre los cerdos y una vez que un cerdo se ha infectado, otros le siguen en poco tiempo. El virus se replica en su interior y se excreta a través de las heces y la orina. Por otro lado, se ha encontrado material genético del virus en varios órganos y en el tejido muscular de los cerdos. En la mayoría de los casos, los animales no presentaron signos clínicos de la enfermedad.
Se han estudiado dos vías de exposición para los seres humanos al VHE procedente de los cerdos: el consumo de hígado de cerdo y el contacto directo con estos animales. La investigación mostró que el 6,5% de los hígados estudiados procedentes de los comercios contenían material genético del VHE.
Al estudiar la presencia de anticuerpos en veterinarios y en un representativo número de personas, se observó que entre los veterinarios que trabajan de forma intensiva con cerdos se encontraba el mayor porcentaje de infectados (11%). Las infecciones entre veterinarios que trabajan menos frecuentemente con cerdos suponían hasta el 6%, mientras que otras personas mostraron un porcentaje de infección del 2%.
Todavía no está claro cómo se ha extendido el virus entre la población de cerdos holandeses. Una gran variación genética del VHE en varias explotaciones podría explicarse de dos maneras: el virus permanece en la explotación durante mucho tiempo o hay más de una fuente externa. Ya que el VHE existe en animales en vida salvaje también, el intercambio ocurre probablemente entre poblaciones contaminadas.
Es de primordial importancia prevenir que el VHE entre en cualquier explotación, ya que el virus se replica muy fácilmente. Las medidas higiénicas y la vacunación podrían ser potenciales herramientas útiles.
Es necesario estudiar el papel exacto de los cerdos en comparación con otros animales en los que el VHE se ha encontrado también, como los ciervos y los jabalíes, así como cuánto pueden llegar a enfermar las personas. La infección no parece producir la enfermedad en la mayoría de los casos. Actualmente se están estudiando los casos de diez pacientes infectados en los Países Bajos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *