24 de noviembre de 2009 10:02 AM
Imprimir

Alpesca se desvinculó de CAPeCA

La empresa formalizó su renuncia a la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina por considerarse no contenida ni representada. La desvinculación se hizo en buenos términos, pero advirtiendo que por su dimensión y características la hacía diferente al resto de las asociadas.

REVISTA PUERTO pudo saber que la decisión de la empresa Alpesca de desvincularse de la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA), comenzó a madurarse en ocasión del último conflicto laboral con los trabajadores de las plantas de procesamiento y otros hechos más recientes empujaron al directorio de la firma de capitales sudafricanos a renunciar a la cámara.

El principal argumento esgrimido por Alpesca es que no se logró modificar los estatutos de la organización para permitir que esa empresa tuviera una mayor injerencia en la toma de decisiones. El razonamiento apunta a que una empresa con menos de cien empleados tenía el mismo poder de decisión que una que tenía mil trabajadores. Una pesquera con tres buques en su flota se encontraba en igualdad con una que tenía una docena de embarcaciones a su cargo.

Alpesca buscó sin éxito tener “voto calificado” dentro de la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores, según revelaron a este medio fuentes fidedignas de la empresa. No se pretendía una situación de privilegio dentro de la entidad sino una jerarquía distinta por sus características especiales que la hacen diferente del resto de las empresas agrupadas, por su flota, la cantidad de mano de obra ocupada o su cuota de captura asignada.

Intereses diferentes

Un reciente debate dentro de CAPeCA en el que Alpesca solicitaba que la cámara exigiera a las autoridades nacionales la certificación de las pesquerías habría sido el detonante para que se efectivice la renuncia. El planteo de Alpesca no habría tenido consenso entre el resto de las empresas, abriendo más las diferencias puertas adentro de la organización que nuclea a los congeladores.

Un poco más atrás en el tiempo, la ruptura remite al conflicto que hubo con el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación donde la mayoría de las empresas pesqueras de la provincia de Santa Cruz acordaron con el gremio por afuera de la cámara, dejando a Alpesca en la posición de negociar casi en soledad, ya que los otros miembros de CAPeCA habían firmado previamente. Esta situación también dejó al desnudo las diferencias de intereses hacia adentro de la cámara y los representantes de la principal empresa pesquera de la Patagonia habrían comenzado a advertir que la entidad no la protegía.

Mejor solos…

Por otro lado, Alpesca habría tenido una posición muy firme al pedir un pronunciamiento de la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina en materia de certificación de las pesquerías, haciendo saber que son cada vez más los clientes internacionales que anticipan que ,de no contarse con tales certificaciones de manejos sustentables, podría dejarse fuera del mercado a las empresas argentinas.

Temen que en enero de 2010, cuando entre en vigencia la normativa comunitaria de la Unión Europea exigiendo la trazabilidad de los productos pesqueros importados, puedan ocasionarse serios problemas a empresas argentinas, ya que las firmas en regla también podrían ser perjudicadas, pagando justos por pecadores.

Este tema habría sido central en la resolución de Alpesca de alejarse de la cámara. De esta forma la empresa queda dentro de las denominadas independientes no asociadas a ninguna entidad empresaria. En el año 2006 y luego del controvertido Convenio del Golfo, Alpesca se había ido de la Cámara Argentino Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP), donde tampoco logró tener ‘voto calificado’ en las decisiones colegiadas, estando en posición de igualdad con empresas de dos barcos y treinta empleados en relación de dependencia.

Sello santacruceño

Así las cosas, CAPeCa queda ahora compuesta por seis grupos empresarios: Arbumasa SA; Bahía Grande SA; Estremar SA; Vieira Argentina SA; Pespasa y Pesantar, que forman sociedades compartidas, y el núcleo empresario formado por Yuken SA/Santa Elena SA/Pesquera del Beagle. Todas estas empresas operan desde la provincia de Santa Cruz; la entidad ya no tiene entre sus socios a empresas radicadas en Chubut, porque algún tiempo atrás Harengus también dio el portazo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *